Make your own free website on Tripod.com

 

NOTICIAS

P. Manuel Vilchis, Visitador General:

Llegó a Panamá rayando las últimas horas del mes de marzo; viene sonriente, con su barba rezumando ungüento de fraternidad. Durante este mes de abril está visitando las diferentes casas de la República de Panamá, según horario señalado de antemano. Ha podido hablar con los miembros de la Comunidad del Santuario y asistir a una reunión parroquial con las fuerzas vivas que acompañan a los Claretianos en la tarea de evangelización.

Ha dialogado y confortado también a los Misioneros de Darién: Sambú, Garachiné, (donde pudo celebrar una Eucaristía afro, con sus ritmos, contorneos y entrega de ofrendas que no se entregaban. Que ¿cómo es eso? Vengan a Garachiné y "Tranquilina" se lo demostrará). Decíamos que dialogó y confortó a los Misioneros de Sambú, Garachiné, y luego siguió a La Palma, Yaviza y Metetí...

Descansó un medio día en El Dorado y saltó a Kuna Yala para navegar por el Mar Caribe y confirmar a los hermanos en su ministerio. Todo le ha salido bien, pues ha vuelto tostadito, gracias al sol y a las aguas del Caribe. Los apuros han llegado por parte de la avioneta que debía traerlo de vuelta a Panamá... Como era Jueves Santo y empezaban las vacaciones de la Semana Santa, había muchos pasajeros en la fila de espera... Las promesas de que todos irían a Panamá se fueron esfumando conforme pasaba el tiempo y la mañana... Pero el piloto cumplió su palabra: a las tres de la tarde recogía, en vuelo extra, a los pacientes y sufridos pasajeros y los traía a Panamá.

Los "jóvenes" de la Residencia Claret han acaparado, el Jueves y Viernes Santo, a nuestro ilustre Visitador... quien ha podido celebrar las funciones santas con ellos... y pasar por las habitaciones de cada uno para dialogar abiertamente de sus alegrías y sus esperanzas...

El Sábado Santo salió en Copa hacia Honduras para pasar la Pascua con los hermanos de La Ceiba, Tela y San Pedro Sula; visitó la tumba del P. Ripa, cuyo recuerdo está fresco todavía entre nosotros. En diálogo fraterno, siempre aceptando la voluntad de Dios, terminó la Visita en aquel país con los últimos días del mes, luego pasó a Guatemala.

Retoque especial a la labor del Maestro con los Novicios. Son seis, cinco de Centroamérica y uno de Venezuela, que están ya soñando en su Profesión del día 13 de Agosto. Subió a Santa María de Jesús, donde pudo celebrar la Santa Misa a la multitud de creyentes que cada domingo se congregan en la Iglesia parroquial. Pasó a Peronia, donde gritan los profetas. Se fue a Izabal para ver la obra que han hecho allí nuestros hermanos de USA East y que ahora continúan los Centroamericanos.

El Salvador lo acogió con cantos teológicos de juventud. Nuestros Estudiantes Teólogos no le cantaron aquello de "Abriros muros santos...", pero sí esto otro de "Tú eres realmente mi amigo... " También estuvo en Escalón, por supuesto. Aquí se encontró con el Visitador pericial, Roger D. Martínez, quien había empezado por Panamá, puesto que el Ecónomo de Centroamérica tenía que ausentarse a Venezuela, e iba subiendo por las Naciones hermanas centroamericanas. ¿Que qué se dijeron al encontrarse en El Salvador? No sé, pero se hablaron en puro mexicano.

Desde el Salvador el P. Roger pasó a Guatemala y el P. Vilchis se vino hasta Managua para quedarse unos días con los Filósofos. Son los benjamines de la Provincia, que quieren aprender cómo se puede ser "Misionero a lo Claret"... La última nación por visitar, Costa Rica: Colegio de Heredia y Casa de Ejercicios. El 20 de Mayo volvía a Panamá y al día siguiente salía a empezar otra Visita a Colombia Occidental.

P. Santiago Najarro, Provincial:

Durante el mes de mayo ha estado en curia. El 20 recibió al P. Visitador General que venía de Costa Rica y el 21 lo despedía en el aeropuerto. Santiago, cualquiera diría, leyendo esta crónica, que no has hecho nada durante este mes. Sólo los que estamos cerca sabemos los quebraderos de cabeza que tiene un Provincial...

P. José Sentre, Vicario, Ecónomo y Secretario:

Se fue el 6 a Venezuela a hacer "Visita Pericial Generalicia". El 7 gran Día de fiesta claretiana: 50 años de Canonización del Fundador y fin del Año Jubilar Claretiano. En la Parroquia de Dos Caminos se dieron cita algunos integrantes de la familia claretiana, no todos que no hubiéramos cabido, pero sí los suficientes como para llenar plenamente las tres naves de la iglesia. Marino hizo de cicerone explicando el por qué de la fiesta y fue nombrando a todos los hijos de Claret, también los adoptivos. Resultó una familia numerosa la de Claret.

El P. Abella, Visitador General en Venezuela, presidió la Eucaristía. En la homilía dio gracias al Señor por haber dado tantos y tales hijos a Claret en estos 150 años: Misioneros valientes hasta dar la sangre por Cristo y el Evangelio, Misioneros esforzados que han ido y van dejando la vida por los recodos del mundo: ríos, selvas, caminos retorcidos, caminos rectos y llanos al parecer fáciles pero no por eso menos destructores. También pidió perdón por los que no hemos sido como Claret, o como esos valientes y esforzados. Hubo peticiones al Señor de la Mies para que envíe nuevos hijos e hijas a Claret, pero de los buenos, nunca de los mediocres.

Después de la Eucaristía hubo ágape fraterno en el Colegio de las Claretianas. "Quam bonum et quam jucundum..."

El día 8 empezaba la Visita Pericial en Alto Hatillo: libros de la Comunidad y del Colegio Claret. El 10 se trasladaba a Dos Caminos para revisar la administración de la Delegación y los libros de la Comunidad parroquial. El 12 se iba a Centro Claret de Los Teques y pasaba la mañana compartiendo con los hermanos los afanes por la Pastoral juvenil vocacional. Muchos son los trabajos que se están haciendo en busca de vocaciones... Pedimos al Señor que no nos cansemos de buscar, pero, sobre todo, que El no se canse de traer jóvenes a la Delegación.

El día 13, sábado, el P. Eugenio Ortega, encargado de administrar los Bolívares y otras cosillas de la Delegación, lo despertaba a las 5 de la mañana para poder salir los dos juntos camino de Maracaibo. Laudes tropicales de verdor. Alabanzas alargadas de autopista. Adornos florales de acacias rojas y amarillas. Los pájaros se quedaron mudos contemplando tanta belleza... Nosotros dos dejábamos Caracas a nuestra espalda y nos acercábamos poco a poco, "despacio", a Maracaibo.

A medio día pasamos de largo por Barquisimeto; nos esperaba un restaurante con pollos en los "columpios": eso decían los pollitos a su mamá viendo que sus tíos estaban dando vueltas en el fogón. ¿Trágico? Mucho más lo era ver a los chivos abiertos en canal a lo largo de la carretera y, bajo ellos, otros parientes, rumiando la muerte, si la demanda era abundante... Ese domingo era el "Día de las Madres" y los chivos tuvieron que pagar la fiesta.

A las tres ya habíamos cruzado el gran puente del lago. Nos habían cobrado el doble. Se respiraba petróleo por todas partes. Se veía gente acelerada que iba en busca del domingo, con ganas de agasajar a la "madre" en su día. Las calles de Maracaibo se alargaban vacías. El viaje terminaba. En el Colegio Claret recibimos el abrazo fraterno del P. Crescencio y del Hno. Agustín.

El Domingo recorrimos algunas calles de Maracaibo: visita a la "Chinita", visita a la Catedral, visita a San Pancracio justo para poder escuchar los últimos acordes de los "niños cantores", visita... Almorzamos en la Parroquia; compartimos fraternidad claretiana; descansamos.

El lunes 15 llegaba de Mérida el P. Abella; salimos a recibirle al aeropuerto; nos esperaba él, pues el avión se había adelantado... ¿para qué esperar la hora de salida si ya estaba lleno?

Permanecimos en Maracaibo hasta el jueves. Madrugamos para poder ver los pozos petrolíferos del Lago, pero no nos lo permitió la niebla que se despertaba en aquellos momentos. Vimos algunos pozos a la vera del camino y los "burros" que, con su cansino movimiento de cabeza, extraen el oro negro de las profundidades del Lago... Ya los "burros" se van muriendo, y en su lugar crecen motores eléctricos que van más deprisa y sacan más petróleo.

Hicimos parada en el restaurante de los "pollos" y comimos el P. Ortega y yo; el P. Abella, que había estado en África, traía todavía alguna molestia estomacal y prefirió tomarse un te de manzanilla, que resultó ser de canela...; le cayó bien y le quitó el hambre, porque ni las galletas quiso probar...

También en Barquisimeto nos esperaba también la fraternidad claretiana. "Viejos" amigos, a pesar de que no nos habíamos visto antes. El P. Eugenio se nos escapó a Caracas y nos dejó a los dos Visitadores compartiendo la amistad con los tres Padres de la Comunidad. Eso fue hasta el sábado que nos dejaron en el aeropuerto, camino de Caracas.

El P. Abella salió esa misma tarde del sábado hacia Petare, para dialogar con los Estudiantes. El P. Sentre se quedó en Dos Caminos terminando el informe de su Visita Pericial. Dejó una copia, en disquete y por escrito, al P. Abella y el Domingo se fue al Colegio para madrugar el lunes y tomar el avión de Mexicana que lo dejaría en Panamá. 16 día de amistad y de descanso venezolano, a pesar de que en las tribunas se peleaban los candidatos a la Presidencia de la República...

Vengo admirado del bien obrar administrativo, del compartir claretiano y de la labor claretiana en Venezuela. Quiera el Señor acordarse de ella (se lo recordamos todos los días en la oración) y enviarle muchas y buenas vocaciones...

Desde aquí sólo me queda decir. "¡Gracias!"

P. Luis Gonzalo Mateo, Prefecto de Apostolado

Se ha pasado unos días del mes de mayo en Guatemala. Primero recibiendo y compartiendo con los hermanos de CICLA en el Taller de Pastoral Urbana. Luego con los novicios en otro Taller sobre el "PROYECTO PROVINCIAL DE MISIÖN" Pueden ver más abajo algo de lo reflexionado en el Taller.

P. José Joaquín González, Prefecto de Pastoral Juvenil.

Se ha movido por estas Naciones de la Provincia durante este mes de Mayo: Después de la Semana Santa en Jaqué, Darién, Panamá, se reunió con los Formadores de la Provincia en Managua, Nicaragua. Eso era durante los días 26 al 28 de Abril. Los días 29 y 30 compartió con los jóvenes de la Parroquia del Corazón de María en un Retiro. Del 3 al 6 de Mayo participó en el Encuentro Latinoamericano de Pastoral Urbana, convocado por CICLA.

Ahí se entrevistó con el P. Juan Carlos Calzada –coordinador de la Promoción Vocacional en Honduras- para conocer la programación de la Parroquia de Guadalupe y otras Parroquias de Honduras.

Visitó San Salvador. Se reunió con el equipo de pastoral vocacional de los Teólogos de Armenia y regresa a Guatemala para entrevistarse con la psicóloga Sandra Palencia para coordinar próximas entrevistas y test de los candidatos vocacionales. Visitó río Dulce para entrevistarse con el P. Javier, Promotor Vocacional en Guatemala.

Desde Guatemala saltó a Costa Rica para organizar la Pastoral Juvenil en el Colegio Claretiano con el P. Paco Umaña. El 18 Regresaba a Panamá, para visitar a los jóvenes de Escoge de la ciudad panameña y programar posibles encuentros. En Panamá ha estado visitando varios colegios; ha tenido reunión con los Profesores de Religión del IJA (Instituto Justo Arosemena) para coordinar próximas visitas y convivencias con los jóvenes mayores. Del 25 al 28 ha estado en Escobal, Colón, en una convivencia vocacional. "¡Animo, Jota, Jota, que no se diga que los jóvenes se están durmiendo!

 

P. Vicente Gil, Director nacional de las Obras Pontificias. (Desde el 2, Octubre, 1999)

La carta, dirigida al P. Santiago Najarro, Superior Provincial, está fechada el 1 de Febrero de 2000. Es el Protocolo N. 1743/00 de la Nunciatura Apostólica en Panamá y dice así:

Muy Reverendo Padre:

Tengo el gusto de comunicarle que la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha nombrado al P. VICENTE GIL, cmf, como Director Nacional de las Obras Pontificias, en reemplazo del actual Director, Rev. P. Irenio Quintero, que terminó su mandato en el mes de octubre del año pasado.

Le remito, para sus archivos, copia del Decreto del Nombramiento del nuevo Director.

Aprovecho la oportunidad para renovarle mis sentimientos de consideración y aprecio.

Mons. Romanus R. Mbena

Encargado de Negocios a.i.

 

DECLARACIÓN

Los 38 Misioneros Claretianos y Laicos procedentes de 10 Provincias de América Latina, convocados por CICLA en la ciudad de Guatemala, deseamos compartir con nuestros hermanos el esfuerzo de reflexión en este Primer Taller de Pastoral Urbana y Suburbana.

Hemos contemplado la situación en que vive el pueblo de nuestras ciudades. La hemos orado y sufrido en el contexto del Jubileo Universal y en la Celebración de los 150 años de nuestra Congregación.

En esta declaración intentamos expresar los desafíos mayores y las propuestas operativas a estos desafíos en ese inmenso campo del mundo urbano.

1. Contemplamos que el sistema neoliberal impuesto en nuestros países de América Latina, conduce a una cada vez mayor pobreza y miseria y a situaciones de inseguridad, violencia y muerte. Todo esto nos urge a:

  1. Un mejor conocimiento de la realidad, de sus mecanismos, causas y efectos.
  2. Solicitar el apoyo de especialistas que nos iluminen en esta tarea.
  3. Descubrir y acompañar la acción del Espíritu en el surgimiento de la sociedad civil.
  4. Insistir a las clases más favorecidas que sobre toda propiedad privada de bienes grava una hipoteca social.
  5. Renovar nuestra opción por las víctimas del sistema.

2. Ante el fenómeno creciente de la multiplicación de las sectas y grupos religiosos, incluso de los movimientos espiritualistas católicos, acaparados por un falso consuelo por el sistema vigente, optamos por:

  1. Una auténtica evangelización centrada en la Palabra de Dios.
  2. El Ministerio de la consolación, alentando la resistencia y fomentando la esperanza.
  3. Intensificar el movimiento de la lectura popular y comunitaria de la Biblia.

3. Ante las pretensiones absolutizadoras del sistema nos desafía la opción de Jesús: El reino de Dios. La idolatría del mercado que se sirve de los medios de comunicación social para mantenerse y una Iglesia demasiado encerrada en sí misma, nos ruge a:

  1. Ser Misioneros del Reino más que de la Iglesia.
  2. Cualificar e inculturar más nuestro mensaje para que sea liberador anunciando al Dios de la vida como Buena Nueva de Jesús.
  3. Usar de manera crítica y alternativa los medios de comunicación social.

4. Frente a las diferentes Eclesiologías yuxtapuestas que debilitan la Acción Pastoral de la Iglesia, nos urge a:

  1. Optar por un modelo de Iglesia de comunión y participación, defensora de la vida, las personas, las culturas y la naturaleza.
  2. Volver a estudiar la teología del Reino para que la Iglesia cumpla su misión de ser su servidora.
  3. Orientar nuestra pastoral urbana al servicio de la vida, al apoyo de iniciativas que vayan en esta dirección, al respeto de las diferentes identidades culturales, hoy más amenazadas por la globalización.
  4. A respetar los procesos pastorales que el Espíritu de Dios ha suscitado en las comunidades.
  5. A fomentar el diálogo ecuménico y la mutua ayuda a favor de los empobrecidos.
  6. Convertir a la Parroquia en un instrumento más Evangelizador que dé servicio sacramental adecuado a las exigencias de la pastoral urbana.
  7. Conocer y valorizar más la memoria de los Mártires Latinoamericanos y Caribeños y reavivar la dimensión Martirial de nuestro testimonio evangélico.
  8. Inculturar el Evangelio en una realidad urbana pruricultural y deshumanizada.
  9. Revisar a fondo la manera actual de llevar la Pastoral en las parroquias y el volumen de las mismas para una itinerancia misionera.

5. Frente a las exigencias del Reino y de la realidad actual, la pastoral urbana nos urge a que tomemos conciencia del necesario e indispensable protagonismo del laico.

Esto nos compromete a:

  1. Que el laico descubra su identidad ministerial como agente evangelizador del Reino y protagonista de la acción pastoral.
  2. A vivir y trabajar todos juntos en estrecha comunión evangelizadora.
  3. Acompañar al Laico(a) en la defensa de los derechos humanos y en las acciones de responsabilidad social, política y económica.
  4. Buscar juntos la formación integral por el Reino, respetando su protagonismo y su legitima autonomía en la misión.

6. Frente a la situación que pasan nuestras ciudades debido al modelo del sistema vigente y a una Iglesia con estructuras anquilosadas, el Espíritu nos llama a los Claretianos a vivir hoy en medio la ciudad, nuestro carisma misionero desde la realidad pruricultural y en comunión con la Iglesia.

Todo esto nos lleva a:

  1. Continuar el proceso de revisión de posiciones, abriendo nuevas formas de presencia que respondan mejor a la realidad y sus exigencias.
  2. Ofrecer señales proféticas concretas en medio de la ciudad, fortaleciendo la actitud misionera de sencillez y ternura
  3. Adoptar mayor austeridad en nuestro estilo de vida.
  4. Promover una Pastoral vocacional amplia y abierta al Reino y sus realidades temporales, incluyendo los Ministerios a favor de la vida.
  5. Invertir parte del presupuesto de cada comunidad en la promoción y defensa de los más pobres, creando proyectos de economía solidaria.
  6. Vivir una espiritualidad de profunda oración y unión con Dios desde la pasión por el pueblo que acentúa estos rasgos: eucarística, mariana, profética, martirial al estilo de Claret.

7. Frente a la significativa participación de la mujer en la Evangelización del mundo urbano, humanizándolo con su trabajo desinteresado y comprometido y ante la poca valoración y posturas excluyentes que de la mujer tienen algunos sectores de la sociedad y de la Iglesia Institucional nos sentimos urgidos a:

  1. Valorar más la inestimable aportación de la Mujer a la sociedad.
  2. Incentivar una Iglesia donde la mujer tenga mayor participación en las decisiones y en la vida eclesial.
  3. Enriquecer la espiritualidad misionera y mariana, desde la perspectiva femenina, que da un nuevo enfoque a la Evangelización.
  4. Crear nuevos ministerios desde lo femenino para el anuncio del Reino.
  5. Apoyar y acompañar las iniciativas y procesos de organización de la mujer
  6. Alentar la formación y estudio de la Palabra de Dios desde la hermenéutica femenina.

 

Centro de Retiros Claret,

Guatemala, 10 de Mayo de 2000.

 

 

De vuelta a la Página Principal

 

Carta Centroamericana

Mayo del 2000

Equipo Claretiano del Colegio de Heredia - Costa Rica

Eduardo Coto, Josè Palafox, Josè Guembe, Francisco Umaña