Make your own free website on Tripod.com

Noticias de

Centro América

Mayo 1999

 

 

 
   

 

NOTICIAS

P. Provincial, Santiago Najarro:

Anuncia, con una carta dirigida a todos los hermanos de Provincia, su próxima Visita por las diferentes Casas de Centroamérica. Sale de Panamá, camino de Merecedes de Heredia, en alas de LACSA. Los objetivos más importanters que lleva en la cartera son:

- Revisar si cada Comunidad ha realizado ya su Proyecto Comunitario y animar a aquellas que todavía estan en trámites o no han empezado todavía. Se suplica a todos los Superiores que revisen este punto en el día de Retiro y en la Reunión Comunitaria.

- Presentar personalmente la Escuesta sobre la Espiritualidad, enviada desde Roma. Por internet se envió a cada Comunidad para que puedan ir reflexionando y rellenando la Encuesta. Hay algunas comunidades que todavía no tiene este medio moderno de comunicación...¿Será ya el momento de animar a que haya en todas las casas?

P. Luis Gonzalo Mateo:

Ha dirigido un taller de Lectura Popular de la Biblia, juntamente con el P. José Joaquín, los días 13, 14 y 15, en Panamá. El 19 sale hacia Yaviza de donde vuelve el 21 por la noche. En las primeras noticias del naufragio aparecía entre los que habían logrado la orilla, sano y salvo. Luego confirmamos que no estaba en la lancha sinistrada, sino que se había quedado en Yaviza. 

P. José Joaquín González:

Ha acompañado al P. Mateo en el taller de Lectura Popular de la Biblia. El Domingo 16 corre hacia Yaviza. El 21 tiene que venir a Panamá por notivos del naufragio. Vuelve a Yaviza terminados todos los enredos que conlleva un accidente de tal especie.

Naufragio:

El día 21 de Mayo de 1999 Los Misioneros de Darién tenían una cita en Jaqué para celebrar al Vigilia de Pentecostés en aquel pueblo lejano del Vicariato. Era una manera de gritarle a la gente del pueblo, a las Hermanas Misioneras y al Padre Franciscano que allí trabaja que no están abandonados; los demás Misioneros y Misioneras del Darién, con su Obispo al frente, están con ellos.

Mons. Rómulo Emiliani había llegado el día anterior en avioneta. Los Misioneros y Misioneras de los distintos puestos de trabajo (uno por cada puesto de Misión) se haría presentes el viernes para tener un día de convivencia con los de Jaqué y preparar los detalles de la Vigilia de Pentecostés que celebrarían el sábado por la noche.

Una lancha de la policía salió de La Palma con trece personas (la lancha tiene capacidad para 30): 4 miembros de la Policía que iban a Jaqué en plan de vigilancia fronteriza; 2 Sacerdotes Claretianos, Luis Alberto Sánchez  de Metetí y Mauricio Borge de Garachiné - Sambú; 1 Religiosa de las Dominicas de la Presentación que trabajaba en Yaviza, María Mercedes Pérez, que fue la que pereció en el accidente; 1 Salesiana de El Real, María del Carmen Durán; 1 Religiosa de Meriknol que trabaja en Santa Fe, Melinda Roper; 1 Religiosa de Santa Ana que trabaja en Agua Fría, Lucinda Calderón; Emilia Solís, Secretaria en la Sede del Vicariato en Panamá; Aidé Serrano, Misionera seglar de La Palma y Joaquín Arnáiz, misionero seglar que trabaja en Yaviza.

Todos estaban listos para partir en el muelle de La Palma a las dos de la mañana, pero la marea había jugado una mala pasada y había dejado en tierra la embarcación; se tuvo que esperar hasta las tres para que la marea creciente hiciera flotar la lancha.  El viaje se iba haciendo en paz, las horas iban pasando deprisa, se recordaban episodios de otros misioneros acaecidos, tiempo atrás, en esos mismos lugares que dejaban a la izquierda.

-Punta Patiño ¿ya pasó?

- ¡¡¡ Uff !!! Eso ya ni se ve, allá atrás.

- Por aquí estuvo Isidro Gras tres días en la playa, después del naufragio.

- ¿Cuántas veces pasaría por aquí el Capi? (Pedro Villar)

- Si estuviera aquí Mauro... Ese sí que tiene cosas que contar de estos mares...

A las 10 de la mañana preparaban el final del viaje. Antes de enfilar hacia la boca del río Jaqué se detuvo el motorista (uno de los policías) a charlar con unos pescadores que faenaban frente a la Bocana.

- ¿Cómo está el río?

- Bravo, vayan con cuidado que arrastra muchos troncos; la marea esta vaciando. La marea, que les había ayudado a levar la lancha en La Palma, volvía furiosa al mar empujada por las aguas torrenciales que habían caído en la montaña. Con estas precauciones y con la pericia del motorista, que había hecho esa entrada muchas veces, se prepararon a finalizar el viaje...

Dentro ya de la Bocana, donde la fuerza del mar retiene la furia de la corriente del río, en medio de las olas y para esquivar un tronco que se venía encima, el motorista amainó velocidad y el motor se apagó; hubo intentos de ponerlo en marcha, mientras los miembros de la policías luchaban con canaletes para mantener la lancha de cara a las olas; no hubo modo y la lancha fue arremetida por estribor; dio la vuelta y dejó caer al mar todo lo que en ella había: personas y maletines. Todos llevaban puesto su salvavidas y todos se pudieron agarrar a la lancha, pero las olas eran tan violentas que la lancha se movía  en todas direcciones. Un golpe mató a la Hermana Mercedes y dejó a los demás a la deriva. Los mismos troncos que bajaba el río sostuvieron a flote a los naúfragos, pero sin dirección alguna; nadie intentó nadar a la orilla, imposible alcanzarla; todos hicieron propósito de mantenerse a flote; a quienes los troncos acercaron a la playa los salvaron los vecinos de Jaqué, a los tres que se adentraban en la mar los rescató un yate del Hotel Tropical de Piña. Un Doctor, una Enfermera y Mons. Emiliani intentaron reavivar a Mercedes, pero fue inútil. De los cuatro policías, tres estaban entre los rescatados en la playa, el otro apareció ocho días después muy lejos de la Bocana.

Ya en tierra firme se preguntaban unos por otros: faltaban cuatro. A los esfuerzos de la lucha contra la muerte, se añadía ahora la angustia de tener cuatro compañeros desaparecidos. La calma, no total, llegó con una llamada de teléfono desde el Hotel: "Digan a Monseñor que aquí están Luis Alberto, Maricarmen y Joaco; están bien en el Hotel; un yate los recogió del mar."

Los policías pasaron al cuartel, donde fueron atendidos; los Misioneros (as) fueron al Hospital para ponerles gotero e hidratar sus cuerpos. ¡Qué paradoja, medio ahogados y deshidratados al mismo tiempo!

Esa misma tarde un avión de SAN (Servicios Aéreos Nacionales) trajo a la Capital el cuerpo sin vida de Mercedes, a los policías y a los Misioneros (as) que habían quedado en Jaqué. Fueron atendidos en el Hosptial del Seguro Social y dados de alta para que cada uno pudiera dormir(?) en su casa. Los tres que estaban en el Hotel fueron trasladados al mismo Hospital al día siguiente por la mañana. Sin novedad salieron a sus respectivas casas.

A las tres de la tarde del sábado 23, en la iglesia de la Virgen de Gaudalupe, se tuvo la Misa exequial por la Hna. Mercedes. Mons. Rómulo presidía la Eucaristía, a su lado el Sr. Arzobispo de Panamá y una cororna de Sacerdotes; el Sr. Nuncio estaba en el Presbiterio, aunque no concelebró. Mons. Rómulo empezó la homilía así:

"Estamos celebrando la victoria de la Vida sobre la muerte; pónganse de pie: Emilia Solis, Lucinda Calderón, Aidé Serrano,  Melinda Coper, María del Carmen Durán, Joaquín Arnáiz, Mauricio Borge; el P. Luis Alberto no puede estar aquí corporalmente, por prescripción médica necesita reposo. Está de pie frente al Señor María Mercedes Pérez. Estos son los intrépidos Misioneros (as) del Vicariato de Darién; me siento orgulloso de ser su hermano y compañero en la Misión que el Señor nos ha encomendado..."

El momento era muy denso para interrumpirlo con un aplauso, pero se lo merecían y se lo merecen todos los que aguantan los peligros del mar, los peligros de los ríos, los peligros de los caminos (carreteras?, cuándo?), los peligros de la selva... Seguimos escuchando la voz del Pastor que nos contaba sus experiencias misioneras con los Hermanos y, sobre todo, con Mercedes; la entrega de Mercedes por la causa del Reino, su fe, su alegría, su fortaleza, su vida de oración...   También el Sr. Arzobispo, al final de la Eucaristía, habló del trabajo de Mercedes en su Diócesis de Santiago y recalcó lo que Mon. Emiliani había dicho en la Homilía. "Descansa en Paz, Mercedes; ruega por nosotros al Señor de la mies y pídele que envíe Misioneros a los ríos, los senderos y las selvas de Darién".

 

Será bueno que pongamos, para conocimiento de nuestros hermanos, la crónica que el P. Luis gonzalo Mateo ha hecho del Encuentro de Pastoral de Parroquias urbanas.

CRONICA DEL III ENCUENTRO DE PASTORAL URBANA

Guatemala 7 – 14 Abril

"Con Claret por la cultura de la vida en la ciudad"

Era la tercera vez que nos reuníamos claretianos y laicos para seguir el proceso iniciado en Managua el año 1996 y reforzado en La Ceiba en 1997.

Un número significativo repetíamos la experiencia. Ya nos conocíamos. Así garantizamos la secuencia. Lamentamos hondamente la ausencia de San Pedro Sula, una de las posiciones urbanas más abarcadoras y de desafíos mayores. Les esperamos en la próxima convocatoria.

Ente encuentro estuvo marcado positivamente por la extraordinaria acogida que nos brindó el centro Claret y las Parroquias de San Cristóbal y de Peronia. La bienvenida, los preparativos en manos de los equipos laicales que se esmeraron en todos los detalles, aseguraban un clima favorable para el éxito del Encuentro. Fuimos recibidos con música de marimba y alojados en amplias y cómodas habitaciones.

Esa noche de llegada, Miércoles de Pascua, fuimos guiados por el texto de los discípulos de Emaús. Igual que ellos, vivimos e la pastoral urbana esos tres momentos del camino. Por un lado quisiéramos huir de la ciudad, tan compleja y violenta, tan empobrecida y que crece desmesuradamente, pero con gente que asegura que Cristo está vivo en esa situación. Una forma de huir, como los discípulos de Emaús, es seguir presentes en la ciudad, pero rutinariamente, con una pastoral de conservación. Nuestros Encuentros quieren vivir la experiencia de sentir al Peregrino de Emaús, dialogando, en una Lectio Divina sobre la ciudad, dándonos nuevos ojos para ver de otra manera la ciudad, y un corazón ardiente al momento de celebrar la Fracción del Pan, compartiendo experiencias y programaciones. Para luego retornar a la ciudad y encontrar allí a los hermanos (as) reunidos.

En esa noche de saludos y bienvenidas, nos pusimos en camino con los objetivos, el horario, la distribución de tareas, la organización interna, todo a punto. Se eligió un equipo coordinador del Encuentro conformado por: Sandra (El Salvador), Norma (Honduras), Carlos (Guatemala) Guillermo (Panamá) P. Nicolás (Honduras) y Mateo. Secretarios del Encuentro: P. Picado (Panamá) y Engels (Honduras). Animador: Luis (Guatemala). Desde fuera Carlos Funes vigilaba cada detalle del Encuentro. Muy destacable fue el trabajo de las muchachas que nos prepararon con mimo y cariño los alimentos. Ellas son: Ana, Pilar, Angela, Cheny, Marta y Olivia.

El caminar urbano

Compartimos el caminar guiados por un cuestionario que pretendía evaluar el proceso iniciado en Managua. Como síntesis destacamos, el avance conseguido con los Encuentros, la ampliación de la familia claretiana. Cada vez más el laicado quiere conocer y participar en el carisma claretiano. Unas parroquias sirven de estímulo a las otras. Las que se quedan rezagadas quedan cuestionadas a definir, de forma misionera y profética, nuestra presencia en las ciudades. Ayuda a conseguir estos objetivos la narración de experiencias significativas.

Entre las experiencias significativas destacamos el proyecto nuevo de la Parroquia de Managua que, desde un modelo exclusivamente neocatecumenal camina hacia un modela de comunión de carismas, de comunidades barriales y de movimientos integrados en un proyecto común.

De El Salvador nos llegó la experiencia de los laicos "tiempo completo", puestos en plantillas de algunas Empresas de propietarios católicos.

Hay 90 en El Salvador, tres en nuestra Parroquia. Estos orientan su trabajo principalmente en los barrios marginales de la Parroquia, que es la mitad de la población.

Desde Peronia nos compartieron la experiencia de la Lectura Popular de la Biblia para enriquecer y completar la experiencia excesivamente carismática de nuestro laicado.

La Ceiba con su lema: "Tender puentes, abrir caminos. Inventar nuevos caminos para construir la comunidad parroquial", a partir del modelo de parroquia fundamentado en las redes barriales nos presentaron un novedoso plan de Pastoral de la Confirmación.

La Parroquia de San A. M. Claret de Guatemala presentó tres experiencias significativas:

La Escuela de formación laical, con profesores casi todos laicos egresados de la misma Escuela. Se desarrolla todos los miércoles en dos turnos (mañana y noche). Cuenta actualmente con 200 alumnos, el 75 % profesionales.

El equipo de retiros, compuesto por 15 personas, de los cuales cinco parejas. se dedican a dar retiros dentro y fuera de la Parroquia. Actualmente en proceso de discernimiento para consagrarse como seglares claretianos.

También nos presentaron al grupo de misioneras claretianas, grupo de apoyo a la Misión de Izabal y en proceso de búsqueda del carisma claretiano.

La Parroquia del Carmen de Colón, destacó el esfuerzo en pastoral juvenil con diferentes grupos y programas.

Un tiempo para la reflexión.

Destacamos cuatro aspectos en los dos días dedicados íntegramente a la reflexión:

Un acercamiento a la iglesia guatemalteca con el Hno. Marista Santiago Otero (historiador). Acaba de publicar una pequeña Biografía de Mons. Gerardi en el aniversario de su martirio.

Un estudio sobre la situación y las tendencias de las ciudades por el grupo AVACSO.

Una reflexión sobre las Tendencias pastorales en las ciudades por el P. Prudencio Rodríguez (IEME), Párroco de uno de los más de 200 barrios marginales de la ciudad de Guatemala, y el tema central de reflexión de este Encuentro.

Vivir en misión profética desde las parroquias claretianas. ¿Qué espiritualidad nos pide?, por el P. Teófilo Cabestrero, quien logró impactarnos por las convecciones y el vigor de su exposición. Su aporte lo recogemos íntegramente en la memoria de este III Encuentro y estamos seguros que servirá en el futuro no sólo para los claretianos inmersos en las ciudades, sino para toda la comunidad.

Visitas programadas.

Nos hicimos presentes en una asamblea barrial al aire libre en Ciudad Peronia y la Eucaristía presidida por el P. Alías. Fue una experiencia hermosa, por la acogida y el entusiasmo del pueblo humilde de Peronia. Allí aprendimos el corrido mexicano "Guatemala, nunca más", letra y música de Martiniano Lombraña y que recoge la vida martirial de Mons. Gerardi y del pueblo guatemalteco. El Domingo, un grupo repitió su experiencia de acercamiento al barrio de Peronia y disfrutaron de un alternativo, pero suculento banquete a base de soya. Otros grupos compartieron la Eucaristía y los alimentos en los sectores de Pinares, Campanero, Valle Dorado, panorama y S. Antonio M. Claret.

Visita a la tumba y lugar del martirio de Mons. Gerardi.

La memoria de Mons. Gerardi y de los mártires de Guatemala estuvo todo el tiempo en nuestro espíritu y nuestras mentes. Guiados por el P. Elías nos autorizaron visitar la cripta de la catedral y el garaje de la casa de Mons. Gerardi, lugar del crimen. Cantos, oraciones y palabras de recuerdo cariñoso, nos evocaron la historia martirial de Guatemala.

Cabe decir que nuestra Parroquia de Peronia gracias a la sensibilidad de Elías y Martiniano ha sido una parroquia pionera en esta recuperación de la memoria de Gerardi. Influyó el Viacrucis, las Posadas y la canción "Guatemala, nunca más". La Premio Nobel de la paz, Rigoberta Menchú y la hermana de Mons. Gerardi, participaron en uno de estos Viacrucis durante la Cuaresma, obra del P. Alías.

En una tarde de paseo pudimos acercarnos a La Antigua, y algunos hasta Santa María de Jesús para saludar a Jesús, Isidro e Ibelele que se encontraba de visita.

Proyecciones del encuentro.

Hicimos un trabajo guiados por el Proyecto Misionero de CICLA, resaltando las líneas inspiradoras que queríamos destacar par mantener vivo nuestro proyecto de presencia claretiana en las ciudades. El trabajo lo hicimos primero por países. Vale la pena resaltar en primer término cuáles son estas líneas inspiradoras por países.

HONDURAS. (Tela y La Ceiba)

Nos inspira la misión y la urgencia para actuar en comunión y participación en las ciudades, con sentido de provisionalidad.

Centrar nuestra tarea en el Reino, optando por defender la vida , los pobres, la justicia, la paz y la ecología.

Optar por una espiritualidad profética ante las situaciones de opresión, que provoca la doctrina neoliberal y la globalización.

NICARAGUA Y EL SALVADOR

Giro al Reino (Centralización del Reino)

Opción decidida por la defensa de la vida integral

Vivir una espiritualidad profética de oyentes y servidores de la palabra.

PANAMA

Vivir una espiritualidad de oyentes y servidores de la palabra que ayude a hacer presente en todas nuestras acciones la palabra que descubre al Dios de la vida y de la historia.

Optar por modelo de Iglesia de comunión y participación, servidora del Reino, que sea verdaderamente misionera.

Proponernos una nueva línea inspiradora desde los signos de los tiempos; la celebración del año Jubilar claretiano (150 años) de la fundación de la congregación claretiana.

GUATEMALA

Continuar conscientemente el compromiso por potenciar la vida, los excluidos, los alejados, propiciando la justicia, la paz, la solidaridad y la ecología en el tercer milenio.

Potenciar los recursos y avances que nos ofrecen los nuevos MCS al servicio de la evangelización.

Promover este paradigma de Iglesia de comunión y Participación y que sea misionera e inculturada.

Hacer viva la oración y la espiritualidad de oyentes y servidores de la palabra para descubrir hoy a Dios.

Estas fueron las líneas inspiradoras de cada nación. En un plenario recogimos las grandes coincidencias y los compromisos como parroquias claretianas en las ciudades de Centroamérica a llevar a la práctica estas LINEAS INSPIRADORAS COMUNES.

Vivir en misión permanente como Iglesia de comunión y participación, acentuando la itinerancia y la dimensión del reino.

Hacer un giro, una verdadera conversión a la centralidad del REINO en la defensa de la vida, de la paz, de los excluidos, de los alejados y de la ecología.

Mantener una espiritualidad profética del Dios vivo, e este momento neoliberal, como servidores de la palabra, llevando la consolación y la misericordia en estos 150 años de la fundación.

LINEAS OPERATIVAS.

Estas líneas inspiradoras necesitaban acciones más concretas. Este fue el trabajo realizado primero por naciones. Aquí están las líneas operativas por naciones.

HONDURAS

Intercambio de materiales, información y metodología entre parroquias sobre todo las más cercanas

que se propicie un intercambio bilateral de agentes laicos a nivel de los claretianos.

realizar una revisión continua de nuestra presencia en las parroquias de Centroamérica.

propiciar la creación de equipos de laicos a "tiempo completo".

participar activamente en los grupos de dignificación de la sociedad civil.

pronunciarse contra las situaciones de injusticia y violación de los derechos humanos.

unirse a las campañas que piden la condonación de la deuda externa que oprime a nuestros pueblos, especialmente ahora de cara a la celebración del Jubileo del 2.000.

seguir impulsando la utilización de la Radio y TV y otros medios alternativos de C.S.

impulsar proyectos de promoción social a favor de los más pobres

Vincularnos en las tareas de reconstruir las redes sociales afectadas por los fenómenos naturales

propiciar la creación de la red de radios del Norte, S. P.S., Tela, La Ceiba, Trujillo.

propiciar una evaluación del proceso evangelizador de los claretianos en cada una de las parroquias por parte del pueblo.

Crear espacios de reflexión sobre la realidad de nuestras parroquias.

NICARAGUA Y EL SALVADOR

Iluminar, promover y acompañar las iniciativas que abren caminos al Reino: defensa de la vida, paz justicia.

Fomentar la participación y corresponsabilidad de los seglares en la planificación, ejecución y crecimiento de pequeñas comunidades, como espacios de renovación de la fe y participación.

dar a conocer y promover la espiritualidad claretiana a los laicos comprometidos de nuestra parroquia

con motivo de los 150 años, promover una peregrinación a los lugares claretianos: Vic, Barbastro, Segovia, Madrid, Roma.

PANAMA

Promover y cultivar entre los fieles una conciencia más profunda de la identidad eclesial a través de su integración en la iglesia particular.

Esforzarnos en llegar a los sectores más marginales y excluidos de nuestras parroquias, despertando en ellos el mismo sentido de comunión y pertenencia.

profundizar en la espiritualidad claretiana por la que todos somos y nos sentimos misioneros claretianos aprovechando la celebración jubilar de los 150 años.

GUATEMALA

hacer conciencia de la urgente necesidad del uso adecuado de los MCS.

crear la comisión de Derechos Humanos y de Ecología

Despertar el interés en la diversidad de culturas en nuestras parroquias.

LINEAS OPERATIVAS COMUNES

A la centralidad del Reino.

Iluminar, promover, acompañar y participar en las iniciativas que organice la sociedad civil a favor de la paz, la justicia y la ecología.

Mantener en nuestra práctica pastoral una reflexión permanente sobre la situación de nuestras ciudades como un método imprescindible para vivir "en misión profética".

Unificarnos en las campañas contra la deuda externa (recogida de firmas).

Apoyar a las comisiones de asesoría legal y derechos humanos, incluso creando donde sea posible y conveniente una oficina en nuestras parroquias.

A la Iglesia en comunión y participación.

Incluir a los laicos en el proceso de planificación, ejecución y evaluación del proyecto pastoral de cada parroquia claretiana.

Promover la creación de pequeñas comunidades cristianas barriales.

Propiciar el intercambio de materiales e iniciativas pastorales entre las parroquias claretianas, sobre todo las más cercanas.

Tomar como prioridad la cercanía y presencia en los barrios más marginales de la parroquia.

A nuestro servicio profético como misioneros claretianos.

Presentar la espiritualidad claretiana al pueblo.

Unos de los MCS tradicionales, alternativos y las últimas tecnologías al servicio de la evangelización

Promover en todas nuestras parroquias proyectos sociales alternativos para los más pobres.

Acompañar las diversas culturas (indígenas, afros, campesinos) con pastorales específicas en los barrios de nuestras ciudades.

Con estas líneas inspiradoras y operativas nos sentíamos más en comunión y deseosos de ser fieles al Espíritu de Dios que grita en la ciudad.

Destacamos, como palabra final de agradecimiento, la Eucaristía celebrada con los Novicios y presidida por el P. Rubén, y las excelentes atenciones del P. Pablo Antón, de los PP. José M. Fernández y Teófilo Cabestrero.

Esos días pudimos saludar al Provincial de Chicago, Lem Brown, de camino hacia Izabal y al P. Thomas Moran quien estaba ya de despedida y retorno definitivo a USA.

Algunos por carretera, como El Salvador y Honduras, y los otros por avión se despidieron el Miércoles día 14 de abril contentos y con el gozo de saber que nos reuniremos en Noviembre del 2000 en El Salvador. Antes CICLA ya habrá celebrado un encuentro en Guatemala sobre el mismo tema urbano.

Con esta experiencia y nuestros tres Encuentros iremos a El Salvador bien encaminados y seguros de vivir otra experiencia de gracia y claridad pastoral.

Como sugerencias para ese IV Encuentro se recomienda hacer allí una evaluación de este proceso vivido desde el I Encuentro. Se pide al prefecto de Apostolado que en las visitas a las comunidades trate de reunirse con el equipo de laicos que participó en el anterior encuentro para una pequeña evaluación.

Las parroquias más cercanas (Honduras, Guatemala y El Salvador) se verán en Esquipulas con ocasión de los 150 años, quedando Porfirio como responsable de la organización. Allí adelantarán algunos aspectos del próximo encuentro.

El Espíritu de Jesús nos desafía desde la ciudad a seguir este proceso que ensancha la misión claretiana al incorporar al laicado que se siente ya parte de a familia claretiana en estos 150 años de aniversario de la Congregación.

Luis Gonzalo Mateo, cmf.

 

 

Regresar a la Página Principal