Make your own free website on Tripod.com

Carta Centroamericana

Marzo 2002

P. Carlos Enrique González, cmf 
Sacerdote desde el 2 de Marzo de 2002 


MONS. ROMULO EMILIANI, CMF,

OBISPO AUXILIAR DE SAN PEDRO SULA

 

Text Box:

El día 20 de Marzo se hacía público el nombramiento de Mons. Rómulo Emiliani Sánchez, cmf., como Obispo Auxiliar de San Pedro Sula, Honduras.

Las reacciones de “su” gente en Panamá han sido muy variadas. Unos, la mayoría, cree que es una manera de echarlo de Panamá y, por tanto, una jugada de la Jerarquía Eclesiástica. Otros, según palabras del mismo Monseñor, aceptan que es Misionero y dispuesto a ir donde le manden. En Panamá hay tantas Religiosas,  Religiosos y Sacerdotes no Panameños, que sería un “egoísmo” manifiesto no querer que los Panameños vayan a otros países. Les duele, y mucho, la separación, pero la admiten como la cosa más natural en el proceso de evangelización.

 

Monseñor ha manifestado que llegará a Panamá después de Semana Santa, para visitar a su familia y a sus gentes, y despedirse de Darién y de las obras Apostólicas por él fundadas o asesoradas: Un Mensaje al Corazón, Luz y Vida, Nutre Hogar, Cristo Sana, Pro Niños de Darién, Ofrece un Hogar, Tierra Nueva, Emisora Voz sin Fronteras... No podrá olvidarse de los presos, a quienes visitaba y confortaba desde la CEPAP (Comisión Episcopal de Pastoral Penitenciaria), ni de los jóvenes, con quienes compartió ratos de entusiasmo...  (Les prometemos mucho más en el siguiente mes...)

 

 

NUEVO SACERDOTE

Carlos Enrique González Burgos, cmf.

 

El día 2 de marzo fue un día muy especial en la vida de Carlos González y de la comunidad claretiana de Darién. En ese día Carlos se ordenó Presbítero por manos de Mons. Francisco Ulloa. Como este día estaba concluyendo la segunda tanda de Ejercicios Espirituales en Costa Rica, varios claretianos pudieron asistir a la Iglesia de Fátima en Hatillo 3.

 

La ceremonia empezó puntual, 3.00 pm, como estaba programada. En el coro el P. Jorge Benavides servía de emergente, ya que los cantores invitados quedaron mal a última hora. Pero así es la vida. El P. Paco hizo una monición y comenzó la celebración. Concelebrantes: 15 claretianos y 2 diocesanos. Primer momento, Carlos recibe la bendición de sus padres. Seguidamente, el saludo del celebrante. La celebración va transcurriendo con normalidad, adelante, la cara tranquila de Carlos; más atrás, sus papás y hermanos siguen la celebración con mirada atenta; todos los demás tratan de no perderse detalle de lo que está sucediendo. Sólo el diácono, que estrena ministerio diaconal, vaga un tanto perdido por el presbiterio, pero tiene buen relevo en los acólitos y en el párroco.

 

Llega la hora cumbre,  Carlos sigue tranquilo. El silencio es sagrado. Por la imposición de manos y la oración consecratoria Carlos es incorporado al servicio misionero como presbítero. Deo gratias. Pasado el rito de ordenación ya el neopresbítero se incorpora al altar y concelebra por primera vez en la Consagración del pan y el vino.

 

En la hora de la paz, muchos besos. Asimismo, la fila para comulgar de manos del P. Carlos es grande. Antes de la bendición final, como siempre, la gente espera ansiosa escuchar algunas palabras del recién ordenado. Y ahí va Carlos con su paciencia de siempre, pero también con su sensibilidad de siempre, pues la emoción lo traicionó una vez más y los sollozos le impidieron expresarse como quería. Pero se repuso y logró hablar. Sus palabras fueron de acción de Gracias, invitó a orar por su trabajo en Darién, y también tuvo unas palabras especiales a la memoria de José Alberto Córdoba, compañero de formación que murió en Izabal. Nuevamente entre sollozos  -y esta vez a coro con muchos otros- finalizó con un ¡¡¡GRACIAS!!! Los aplausos no se dejaron esperar. Vino la bendición final, el canto del coro. Monseñor, en un gesto de humildad se arrodilló para recibir la bendición del P. Carlos, ya antes la habían recibido sus papás.

 

Desde de la celebración pasamos al salón de la tercera edad para un pequeño agasajo. Mucha gente, saludos, besos, etc, y por supuesto, también comida. Ahí la fraternidad siguió palpable. La comida tuvo que esperar un poco a que llegara el padrecito que se quedó saludando a todo el que pudo. Así concluyó este momento especial para Carlos, para su familia y para todos nosotros. Que el Señor te bendiga, Carlos, para que sigas entregándote por la causa del Reino.

 

Mauricio Borge, cmf.

 

Esto es lo que nos contó Mauricio de la Ordenación Sacerdotal de Carlos, pero yo quisiera que el P. Lomana, o alguno de los que viajaban con él de vuelta a casa después de la Ordenación, nos contaran lo sucedido por el camino.  Yo he pensado mucho, en estos días de pascua,  en los dos Discípulos de Emaús... Tuvieron la suerte de tener al Maestro que les iba enseñando... protegiendo... guardando de todo mal...

 En el coche claretiano iban cuatro o cinco Padrecitos, gozosos por lo que habían vivido aquella tarde... Pero llegó un momento de aprieto..., un momento de duda..., un momento en que la luz del discernimiento se quedó apagada... Dicen que el P. Sidera ya tenía la puerta abierta pensando en lo que podía ocurrir al torcer la esquina... Me alegro que el Resucitado se hiciera presente, para guardar a los cinco discípulos, en la carretera de Fátima a Calle Blancos...

 

 

NOTICIAS

 

P. Santiago Najarro:

Comenzó el mes de Marzo en Costa Rica. El sábado 2, acompañaba a nuestro nuevo Curita Carlos González. Vea en otra parte de esta CARTA una relación sobre la Ordenación Sacerdotal.

En Curia ha estado preparando la reunión de CICLA que se va a tener a primeros del mes de Abril en Cochabamba. Es el Presidente y tiene que dejar todas las cosas a punto para el relevo.

La Semana Santa la pasó en Sambú. Quiso dar una manita a los Misioneros de aquella zona; si siempre hay necesidad de Sacerdote, más en Semana Santa y mucho más si tenemos en cuenta que el P. Mauricio tenía que salir el Sábado Santo hacia Colombia para un curso de misiones...

Termina el mes de marzo preparando viaje hacia Cochabamba, donde tendrá que dar cuenta de sus gestiones como Presidente de CICLA. Suponemos que quedará libre después de seis años de presidencia.

 

P. Rodolfo Morales:

Aunque ya los Estudiantes filósofos que él tiene conocen la casa, siempre hay que ordenar muchas cosas al empezar nuevo curso académico. Sigue encargado de los dos cursos del bienio filosófico con nueve entusiastas muchachos.

 

P. Manuel Sánchez:

Al volver de Polonia se quedó en USA para dialogar con el Gobierno Provincial de USA Aest sobre algunos  puntos concretos de la Misión de Izabal. Después de dialogar con los Misioneros en Guatemala, volvió a USA para seguir el proseguir el diálogo. Finalizando el mes prepara viaje para Cochabamba; allá podrá representar las bases de la Provincia en la reunión de CICLA.

 

P. José Joaquín:

Marzo ha sido para Quincho un mes de retiros cuaresmales. Ha dado dos tandas a las personas mayores en el Santuario Nacional: una, empezando a las 9 de la mañana y otra, empezando a las 7 de la noche. La de la noche con más asistencia. Durante otra semana se dedicó a charlar con la juventud...

También ha viajado a San Salvador, Guatemala, Honduras... Se ha quedado en Managua, como formador interino de los muchachos filósofos de primero, hasta que el P. Javier venga del curso de formadores de Bogotá... Quincho, que todo te vaya saliendo... “¡pura vida!”

 

P. José Sentre:

No pudo salir de Panamá a Costa Rica, por falta de VISA, para hacer los Ejercicios Espirituales. Se retiró a las soledades de Coronado para meditar durante toda la semana.

 

 

ESCRUTINIOS PARA ELEGIR “DELEGADO” A CICLA.

Se han hecho tres votaciones... Una para fines de Febrero, que no dio luz verde a ningún candidato... La segunda a mitades de Marzo, que puso semáforo rojo a todos, excepto a Manuel Sánchez y Rodolfo Morales.   La tercera, la vencida, a finales de Marzo y dio paso libre al P. Manuel Sánchez. El será quien nos represente en CICLA, a primeros de Abril, en la ciudad boliviana de Cochabamba...

En esta reunión de CICLA habrá cambio de Directiva. Centroamérica lleva al Presidente y Secretario salientes, según los Estatutos.

 

NUESTROS ENFERMOS

 

P. Marcos Irañeta:

Ha sufrido un infarto, de los que no permiten llegar al hospital con vida; afortunadamente toda regla tiene su excepción y el P. Marcos pudo salvarse. Pasaron las 48 horas de crisis muy lentamente, pero pasaron... Los Doctores pusieron un marcapasos como ayudante del golpeado corazón y el P. Marcos empezó a sentirse más fuerte, un poquito más fuerte por lo menos. La Casa Episcopal de Margarita, Colón, es buena, pero Marcos se quedaba muy solo, cuando el Obispo se iba a sus trabajos y el P. Aníbal a los suyos... Se pensó que la Residencia Claret de Panamá, sería más apropiada para el Padre y se le fue a buscar.  Ya se ha visto con el Cardiólogo recomendado por el de Colón y la recuperación se va notando...

De todas formas, tómalo suave, Marquitos, que la máquina todavía tiene algunos puntos que no funcionan correctamente...

 

P. Francisco Oscoz:

El azúcar le ha traicionado, y en lugar de ir a las células para alimentarlas se ha quedado en la sangre... Estuvo varios días en el hospital y le han impuesto un régimen alimenticio riguroso. Un tanto de hambre está sintiendo, pero el azúcar está llegando a su nivel normal, gracias a eso y a la insulina que le van inyectando.

 

Una enfermera ha venido a casa durante los primeros quince días para revisar la comida y practicar algunas curas... También para entrenar a una de las Señoras, que cuidan a los “mayores”, en el arte de pinchar, para medir la glucosa en la sangre, y pinchar para poner a insulina... ¡Animo, Francisco, que todavía tienes unos cuantos kilos que perder...!

 

 

De vuelta a la Página Principal