Make your own free website on Tripod.com

Carta Centroamericana

Junio 2001

 

 

 

"Quinquenio 2001"

De rodillas: Eduardo Alfaro, José Rodríguez, José J. González, Olman Naranjo, Hugo Asturias

De pie: José Vidal, Ismael Montero, Alejandro Rojas, Mario Morales, Luis Alberto Sánchez, Javier Hernández, Samuel Cruz, Clodomiro, Carlos Rodríguez, Teódulo Quintero, Mauricio Borge, Eladio Rodríguez, Eric Fernández, Paschal Amagba, Omar Coto.

 

 

Noticias Breves:

P. Santiago Najarro:

La preparación del X Capítulo Provincial se le ha llevado casi todo el mes. Casi, porque ha tenido que sacar tiempo para repasar los informes de los Estudiantes que van a renovar votos el próximo 13 de Agosto. En el Consejo del día 27 de Junio se aprobaron las Memorias que el Gobierno va a presentar al Capítulo y decidimos no dejar al nuevo Gobierno la tarea de revisar informes y decidir sobre la Renovación de votos de los Estudiantes.

Se estudian los informes recibidos y se llega a la votación:

a.- De los cinco Estudiantes que hay en Armenia son aprobados para la Renovación:

  • - Jean Iván Baltodano
  • - Geovanny Molina
  • - J. Enrique García Contreras
  • - César Augusto Espinoza

b.- De los cuatro que están haciendo la experiencia misionera no tenemos tantos informes, pero los que han llegado son todos positivos. Quedan aprobados:

  • - Freddy Estuardo Cabrera Ventura
  • - Álvaro Enrique Flores Sandoval
  • - Juan Antonio Picón Cahueque
  • - José Carlos Ortiz Palacios

Les deseamos a todos fiel perseverancia en su vocación.

.

P. José Sentre:

Las tareas precapitulares van llegando a su fin. Los numeritos le van saltando por la mente y no sabe si son de los dólares USA o de Colones ticos. Además ha estado terminando CARTA de Mayo Junio para no dejar tarea atrasada al siguiente Secretario. Pudo, a final de mes, escribir una página de agradecimiento a quienes han colaborado para hacer posible que CARTA salga cada dos meses, más o menos puntual. Anima a quines no han colaborado a que lo hagan con el siguiente Secretario y no le dejen la tarea completa sobre sus espaldas. También desea al nuevo Secretario un feliz desempeño en su servicio a la Provincia.

Agradece el trabajo realizado por el P. José Luis Asenjo en la preparación de los siete folletos que ya han salido a luz sobre nuestra historia provincial:

1. Recuperación de la Memoria Histórica, Provincia de Centroamérica.

2. Panamá Claretiano.

3. Los Orígenes, Panamá 1923 - 1932

4. Los Orígenes, Panamá 1923 - 1932 (Continuación)

5. Comunidad de Colón, Catedral, 1931 -1939

6. Comunidad de la Costa Arriba, Nombre de Dios, 1926 - 1957

7. Kuna Yala, introducción: trabajo del P. Berengueras, cmf.

Todos se han repartido por las Comunidades. Se preguntó qué comunidad no había recibido los siete números y dos respondieron que les faltaba alguno... Se les envió lo faltante.

Salvador para convivir, vivencia en el sufrimiento de los terremotos, con los Claretianos que acompañan a tanta gente necesitada.

Además del trabajo por preparar el Capítulo Provincial ha tenido que repasar todo lo que Centroamérica ha aportado de cara al Congreso de Espiritualidad, que se tendrán en Madrid en Julio próximo. El acudirá por la Provincia a ese Congreso.

Luis Gonzalo Mateo:

Durante el mes de Junio se ha trasladado a Honduras para compartir con los hermanos de aquellas tierras sus trabajos pastorales y se ha llegado a El Salvador para convivir, vivencia en el sufrimiento de los terremotos, con los Claretianos que acompañan a tanta gente necesitada.

Además del trabajo por preparar el Capítulo Provincial ha tenido que repasar todo lo que Centroamérica ha aportado de cara al Congreso de Espiritualidad, que se tendrán en Madrid en Julio próximo. El acudirá por la Provincia a ese Congreso.

José Joaquín González:

La juventud le pone alas en el cuerpo y en el espíritu. Yaviza le llama con voces irresistibles. No diré que ha paseado por los ríos Tuira y Chucunaque, porque no me consta que tenga un manto milagroso como el de Elías, pero sí que los ha surcado, en bote con motor fuera de borda, una y otra vez. Ha tenido tiempo para salir a Guatemala y encontrarse con los Padres jóvenes del Quinquenio; el intercambio de experiencias misioneras ha sido consolador, fortificante y animador de nuevas entregas por el Reino..

Nuestros Enfermos:

P. Pablo Antón. Pues no era tan fiero el león como lo pintan... Los doctores de Guatemala tenían ya el bisturí afilado para cortar, y además el pronóstico no era muy halagüeño. En Panamá se le hicieron todos los exámenes de rigor, biopsia incluida, y el bisturí no salió de su funda. Le dieron medicinas para que la próstata no creciera más y se le dejó cita para dentro de seis meses. Es verdad que se complicó algo a raíz de la biopsia, pero no fue cuestión de próstata, sino de infección, que no le permitió ir al Capítulo. .

P. José Palafox: Sigue delicado con sus 91 años. Ya no puede seguir a la Comunidad en los rezos ni en las comidas. Se va quedando recluido en su habitación aquejado por los dolores... .

 

Quinquenio

 

18 Padres jóvenes se han reunido en Guatemala, los días 11 al 16 de Junio, para repasar sus anhelos de entrega en la Evangelización.

El P. Provincial, Santiago Najarro, se hizo presente con esta carta:

 

Panamá, 3 de junio de 2001

A LOS HERMANOS DEL QUINQUENIO: Reciban Un saludo cordial y fraterno, al culminar el tiempo gozoso de la Pascua, deseándoles unos días de Encuentro familiar y entrañable, pidiendo que el Espíritu reavive en cada uno de ustedes el don que les fue conferido por la imposición de manos.}

 

Desde esta comunidad de hermanos mayores de nuestra familia claretiana, dando el P. Palafox se encuentra muy delicado a sus 90 años, en estos días, de manera especial, uniremos nuestra oración a la de todos ustedes agradeciendo el don de su vocación y la fidelidad y perseverancia con la que animan la misión que el Espíritu de Jesús y la Provincia les ha encomendado.

Mirando hacia atrás, nos reconocemos herederos de una hermosa historia misionera en los pueblos de Centroamérica, recordando el ejemplo y testimonio de claretianos que entregaron su vida, como Claret, a la causa del Evangelio.

Hoy, el peso de la misión claretiana en estas tierras, recae sobre los hombros de ustedes jóvenes animados por el Espíritu de disponibilidad y entusiasmo misionero, que agradecidos, hacen presente su testimonio del Señor Jesús en los lugares "de periferia desierto y frontera", donde la Vida Consagrada encuentra su razón de ser.}

Queremos confesar con gozo y agradecimiento que sin ustedes la Provincia no tendría la "impronta misionera", que la ha configurado desde sus orígenes. Sin ustedes hoy la Provincia no tendría fuerza para llevar adelante la misión que le ha sido encomendado.

Sabemos que los sacerdotes jóvenes son el gozo y la esperanza de toda la Congregación. Sabemos que también son su principal preocupación, pues cada día se experimenta el dolor de la desmembración de algún hermano. Por tal motivo, en estos días, queremos unir con ustedes en plena comunión.

"En esta etapa del quinquenio, el claretiano debe descubrir una nueva manera de ser fiel a Dios, de modo que pueda dar una respuesta adecuada a los desafíos que se le presentan en su nueva situación".

Les deseamos lo mejor. Cuenten con nuestra oración. Que el Corazón fiel de María les acompañen día a día. En mi tiempo de formación cantábamos así:

"Virgen sacerdotal, Madre querida, Tú que diste a mi alma tan sublime ideal,}alárgame tus manos maternales, ellas serán mis blancos corporales, tu Corazón mi altar sacrificial."

Un abrazo,

Santiago Najarro, cmf.

Superior Provincial

 

 

 


ENTRE CAMPESINOS DE GUATEMALA.

Jesús Aramendia Segura lleva seis décadas dedicado a la vida religiosa

Un Misionero claretiano de Echávarri, Jesús Aramendia Segura, ha recalado estos días en Tierra Estella depuse de tres años de ausencia y diez de trabajo en una parroquia guatemalteca situada en la localidad de Santa María de Jesús.

El religioso, de 75 años de edad, desarrolla su actividad pastoral entre la población de una zona montañosa situada en la provincia de Sacatepequez. El noventa por ciento de sus feligreses viven en la pobreza.

El grueso son campesinos que viven del cultivo del fríjol. En mucha menor medida, hay modestos artesanos y gente que vende en los mercados humildes mercancías. Se trata de una zona deprimida cercana a los lugares donde se ocultan algunas de las guerrillas del país. Los guerrilleros menudean debido a las ventajas que les presta la montañosa orografía del lugar. No en vano, Santa María de Jesús se construyó a 2.100 metros y en sus proximidades se levantan cumbres de hasta 3.800. Las incursiones de la guerrilla no son frecuentes, pero tampoco raras.

 

Además de la actividad pastoral, la parroquia a cuyo frente se halla Aramendia realiza una importante obra social a favor de enfermos, niños y ancianos. Según explica el religioso claretiano, la misión proporciona mensualmente una bolsa de alimentos a un centenar de mayores sin recursos.

Ayuda para niños y ancianos.

"pedimos ayuda económica a las personas más favorecidas y repartimos después entre los pobres un paquete de comida como harina o azúcar", indica.

Por decisión propia, Aramendia vive con la misma austeridad que las personas a las que sirve. En su Misión guatemalteca no hay teléfono ni lujos. Tan sólo un pequeño televisor que cualquier día hará aguas.

El religioso proyecta regresar a mediados de junio. Entre tanto, para unos días en Zubielqui con una de sus hermanas y en breve se trasladará a la población altoaragonés de Barbastro.}

Pese a lo años que lleva por el mundo, no piensa todavía en abandonar sus tareas pastorales. "Me encanta lo que hago y allí hay trabajo sobrado para seguir", afirma.

Jesús Aramendia lleva más de seis décadas dedicado a la vida religiosa. Ingresó a los doce años en la Congregación de Misioneros del Corazón de María (los llamados Claretianos). Cursó sus Humanidades en Alagón (Zaragoza) y realizó su experiencia de noviciado en Barbastro (Huesca). En Solsona (Lérida) estudió Filosofía y en Valls terminó sus estudios sacerdotales.

Se graduó en Filología clásica en la Universidad Pontificia de Salamanca y a renglón seguido, inició su carrera de profesor de Humanidades. Por aquel entonces, dirigió en Barbastro una revista latina de nombre "Palaestra latina" que llegaba a los grandes centros de estudio.

En 1976,m fue destinado a Panamá como profesor de Lenguas Clásicas y Filosofía Antigua en la Universidad Santa María la Antigua, donde ejerció durante cinco años.

Panamá y El Salvador.

"Como siempre había vivido ajo la ilusión misionera, me dediqué a labores de misión en el Vicariato Apostólico de Darién (Panamá) durante otros ocho años", recuerda.

De ahí pasó a El Salvador y posteriormente a Guatemala. Según dice, los pueblos americanos le han enseñado " a abrir la mente y la personalidad a gentes, etnias, mentalidades, creencias, idiosincrasias y culturas diversas".

Cuando vuelve a su pueblo navarro, recuerda sus tierras, "pero el corazón mira hacia América".

No en vano, ha vivido 33 años en países torturados de ese continente. Según confiesa, durante sus años como sacerdote claretiano ha tratado " de llevar a los demás alegría, paz y consolación".

Diego Echeverría

Estella.

 

 
   
 

De vuelta a la Página Principal