Make your own free website on Tripod.com

Carta Centroamericana

Julio 2001

 

 

 

 

A SUS ÓRDENES

 

El Gobierno anterior se despedía de los hermanos de Provincia agradeciendo la colaboración de todos en las tareas apostólicas, encomendadas a cada uno.

El Secretario daba las gracias a los colaboradores y animaba a que se sumaran muchos más a la simpática obra de tenernos informados.

Se recordaban los nombres de los folletos dados a luz de la "Recuperación de la Memoria Histórica" de la Provincia.

Los que hoy formamos el equipo de animadores queremos tomar el testigo y seguir en la lucha. Hay sangre joven, con nuevos ideales, con ganas de no quedarse atrás en la entrega, con deseos de estar siempre muy cerca de cada uno de los hermanos, especialmente los más necesitados.

Pedimos ayuda al Dueño de la mies, a su Enviado (= Primer Misionero), a la Señora de la casa, todo Corazón, al Fundador y buenos Misioneros que ya han completado su carrera, pero también a todos ustedes, hermanos de Provincia. La necesitamos para no desmayar en nuestro cometido y conseguirlo, al ser compartido, con menos fatiga y más alegría e ilusión...

El Capítulo ha dejado unas orientaciones y ha pedido realizaciones de hechos concretos para el próximo trienio. Es obra del Gobierno y es obra de todos. Desde esta primera página de CARTA les decimos y nos decimos: ¡¡¡Animo!!!, ¡¡¡Adelante!!! "No estamos solos"

 

Santiago Najarro, cmf.   Rodolfo Morales, cmf.
Superior Provincial   Vicario y Prefecto de Formación
     
Manuel Sánchez, cmf.   José Joaquín González, cmf
Prefecto de Apostolado   Prefecto de PJV
     
José Sentre, cmf.
Ecónomo y Secretario Provincial

X Capítulo Provincial

De

Centroamérica

Ya hacía tiempo que el P. Santiago Najarro, Provincial, había anunciado el X Capítulo de Centroamérica en Carta Circular del 1 de Enero de 2001... Era el comienzo de la preparación próxima. Llegaron los primeros elegidos por la base, luego los segundos y los terceros. Algunos se frotaban las manos por haber sido elegidos, otros lo hacían porque habían quedado libres. A todos los elegidos y a los que iban por Derecho, los convocó el Provincial, con carta del 2 de Abril pasado, para que se llegasen a San José de Costa Rica el 2 de Julio...

Todo iba viento en popa de cara a la Reunión, cuando la noche anterior un Padre Capitular, que había venido a Panamá, sintió la muerte... Fue corriendo (lo llevaron) al médico para que arreglase cuando antes la avería, pero no fue posible: Pablo Antón Vera no pudo viajar, por prescripción médica.

 

La tarde del día 2 de julio estaban todos los otros capitulares tomando las carpetas que habían dejado sobre la mesa y se aprestaban a tomar "notas espirituales" del retiro que dirigió el P. Presidente: Manuel Vilchis.

El P. Vilchis nos trajo un saludo fraterno, cálido, del P. Aquilino Bocos y unos anhelos grandes de vida apostólica para todos los Claretianos que trabajamos en Centroamérica. Nos dijo:

"Mis primeras palabras que les dirijo a ustedes, queridos misioneros, miembros del X Capítulo Provincial de la Provincia Claretiana de Centroamérica son un afectuoso y fraterno saludo, y el deseo de que su celo misionero se acreciente cada vez más. También les expreso que me siento muy a gusto al encontrarme nuevamente entre ustedes, y contento de poderles prestar un servicio más en su caminar misionero.

El Padre General me encargó que les transmitiera su saludo. Saludo cariñoso que envía a toda la Provincia, al actual equipo de gobierno y a cada uno de los capitulares. A este saludo acompañan:

  • sus sentimientos de comunión con ustedes en este acontecimiento de tanta trascendencia y, desde Chile, donde acompaña al Padre Gaspar Quintana en su consagración episcopal, los tendrá muy presentes espiritual y afectivamente,
  • sus deseos de que esta reunión sea un momento rico en vivencia evangélica y
  • su esperanza de que las conclusiones marquen en las personas y comunidades un nuevo impulso de renovación misionera.

Les participo, además, los sentimientos de solidaridad, comunión y esperanza de cada uno de los miembros del Gobierno General, quienes al unísono con toda la Congregación, seguirán con mucho interés, vía telemática, las diferentes etapas de este acontecimiento.

Al encomendarme el Padre General presidir este Capítulo, fue para mí motivo de gran alegría, no sólo por prestar un servicio más a nivel congregacional, sino también por poder concluir el servicio que hace unos meses realicé entre ustedes como visitador general. Desde la primera carta que dirigí al P. Provincia le manifestaba la disposición de realizar esta misión de la mejor manera posible, y desde el momento en que recibí la delegación oficial me puse incondicionalmente a su servicio. Ahora les repito a ustedes lo mismo: estoy a sus órdenes.

Agradezco sinceramente la benévola aceptación de esta designación por parte de ustedes y las oportunidades, que durante la Visita General me brindaron para adentrarme en el conocimiento de las personas y comunidades, facilitándome así la realización de este servicio. Puedo afirmar, por todas estas muestras de aceptación, hospitalidad y fraternidad con que me han tratado, que el Señor los ha bendecido con una gran nobleza de corazón.

Ustedes conocen mi estilo y mi manera de ser; por eso desearía que desde la vida cotidiana, que compartiremos durante estos días, me consideraran uno más entre ustedes, y que la misión encomendada más que de presidir fuera la de caminar con ustedes desde una actitud de servicio animación y acompañamiento, para que juntos busquemos la voluntad del Señor que nos ha llamado a vivir el carisma claretiano, y nos confía actualizarlo en las circunstancias concretas de esta zona de la Viña Joven.

Agradecimiento

No hay nada que motive más el crecimiento de una persona que el reconocer sus aciertos y manifestarle gratitud. Por eso, este párrafo lo dedico a las personas que integran la Provincia, esperando que no lo tomen como adulación, tampoco que lo consideren como mero protocolo, formalismo o cumplido, y mucho menos que vaya a herir su humildad o modestia religiosa. Sencillamente, considero muy importante reconocer lo que han realizado y agradecerles su buena voluntad y generosa entrega.

Por eso, en nombre del Gobierno General y en el mío propio, les expreso mi profundo reconocimiento y mi más sincero agradecimiento:

  1. Al P. Santiago y a sus consultores: José, Mateo y Joaquín, quienes como equipo y durante este trienio han animado, coordinado y orientado la vida de la Provincia.
  2. Al Gobierno Provincial, que con espíritu generoso y solidario ha abierto las puertas de su noviciado a otros organismos: Las Antillas, México, Venezuela.
  3. Al Equipo de Gobierno y, particularmente a las comunidades que con un espíritu abierto han acogido a misioneros de otros organismos para que conozcan y se enriquezcan, ‘en contacto directo’ con las expresiones misioneras y con la forma de vida, que ustedes tienen.
  4. A la Provincia, que a pesar de sus muchos trabajos, generosamente ha apoyado obras importantes de la Congregación con personas cualificadas: P. Agustín de la Serna (Curia General), el P. Pedro García (Juridicum), el P. Pedro Hernández (Confederación de África) y el P. Fernando Ferrera (Canadá).
  5. No por dejarlo al último es menos importante, a todos ustedes que hacen realidad, de manera efectiva, la comunicación de bienes con la aportación económica a la Administración General.

Estos gestos hablan del profundo sentido congregacional que ustedes poseen. Por todo esto: GRACIAS, MUCHAS GRACIAS!!!

 

No paró ahí la cosa. El cronograma había dedicado toda la tarde del primer día a la oración (=retiro) y el Presidente del Capítulo aparecía como director. Nos habló de la Vida en la Provincia, del Proyecto Provincial de Misión, de la búsqueda de caminos para que todos sigamos conformando una Provincia en Misión Profética.

Dos horas de reflexión particular, Eucaristía, cena en silencio; pero hay que decir la verdad: muchos nos comimos el silencio como aperitivo.

Después de la Cena vino la Primera Sesión Capitular. Lectura de números de las Constituciones y Directorio. Revisión, sin buscar muchos detalles, de las personas presentes... y quedó constituido el Capítulo. Pablo Antón se quedó por fuera; Martiniano Lombraña, que estaba por elección, pasó a estar por "derecho", ya que al Superior lo suple el Vicario.

La elección de Secretario no se hizo esperar; los capitulares ya habían echado el ojo a dos "padrecitos jóvenes" y entre ellos se repartieron los votos...

Algunos más, la mayoría absoluta, tuvo Juan José Pineda y se subió a la mesa presidencial, pero pidió la ayuda del que le iba detrás en la votación y los Capitulares condescendieron.

El trabajo estaba en marcha, los ánimos de todos se iban concretando en ideas constructivas para la Provincia Centroamericana. Todos salimos de la sesión con nuevos bríos y nos fuimos contentos a la cama.

El Primer día lo vio así nuestro cronista:

 

 

"Y FUE EL DIA PRIMERO"

Todas las cosas y todos los acontecimientos llegan a tiempo. Tienen su hora exacta. Hoy es 2 de Julio de este año tan subnormal que es el 2001. Estamos en San José de Costa Rica, para dar comienzo al Capítulo Provincial n.10 de Centro América.

Son las tres en punto de la tarde...Y son 37 Juanes los que dan fe de ello...Las tres en punto de la tarde...lo recordaremos bien...

 

Quiere llover en esta apacible tarde que se ha llenado de saludos, de abrazos, de risas, de esperanzas...El P. Manuel Vilchis -delegado del Gobierno General-, sin acento mexicano, con aire curial y con una espontánea sonrisa que le nace dentro de su barba desordenada-, ha declarado abierto este décimo Capítulo.

Aquí hemos llegado los capitulares, a distintas horas, por distintos caminos, por diferentes cielos; algunos llegaban trayendo el incipiente sol de verano de la madre España; otros de la selva darienita; otros de la tembladora república de El Salvador; algunos de la tranquila Guatemala, de la vecina Nicaragua, y los últimos de la Honduras cariacontecida por la derrota futbolística de la tarde anterior...Todos conocidos; todos hermanos; todos con la responsabilidad bajo la piel; con los deseos de construir una Provincia cada vez más sólida y comprometida con el Evangelio de Jesús.

El P. Presidente ha abierto el Capítulo con un paquete de saludos y alabanzas como manda el protocolo. Saludos personales: contento de volvernos a ver, después de unos meses de la visita generalicia; contento de estar entre nosotros..."somos tan buena gente..." Saludos del P. General, que esta asistiendo a la consagración Episcopal de otro hijo del Arzobispo Claret; otro claretiano obispo de América Latina...Y ya son dos en pocos meses..."tendremos genes de obispos los hijos de Claret?". Saludos del Gobiernos General que sigue de cerca nuestro caminar y que espera grandes logros de este Capítulo.

Y unas pocas alabanzas -obligadas y merecidas también- para el Gobierno Provincial que ha realizado una gestión digna de encomio... Con un noviciado interprovincial; con el servicio prestado de varios individuos a varios organismos: como Curia Generalicia, Jurídico, África y Canadá... con un apoyo económico fuerte a las necesidades de la Congregación. "Aplausos". "Loado sea mi Señor"...

Y para poner la guinda al dulce, lo mejor de su presentación. Aguijonear a los capitulares a no conformarse con lo conseguido y a estimularnos con mejores metas; aplicar con valentía el espíritu y las directrices del Capítulo General; a formar una comunidad de verdaderos discípulos de Jesús; a hacernos creativos y audaces...

Pocas palabras pero largos contenidos... NO; no se conformó con tirar balones fuera. Ha señalado metas y ha acrecentado en todos un equilibrado optimismo.

Hay muchos Capítulos en este libro de la Historia de la Provincia que hay que escribir.

Vamos entre todos a redactar el décimo.

Lamberto Picado, cmf.

 

3 de Julio

Éramos 36. Nadie se quedó dormido por la mañana del día 3 de Julio. ¿Cómo quedarse dormido cuando hay tantas cosas por hacer? La primera y más importante, por supuesto, y más en un Capítulo, fue la Oración. Era el día de los recuerdos, con afanes de refrescar las rosas marchitas por el tiempo. Era el día previsto para repasar la vida y el trabajo de la Provincia a través del estudio de los Memorias: la Gubernativa, en varios grupos, y la Económica, por un grupo elegido para el caso. Se dejó tiempo para que todos pudieran leer, meditar, anotar sus preocupaciones para poderlas proponer en el grupo; el Secretario de éste las llevaría a la Asamblea. Alguien anotó en la cartelera de anuncios que iba a hablar a "calzón quitao".

Al recordar nuestra historia no nos quedamos afincados en la Provincia, aunque sea amplia, ni en los tres años transcurridos desde el anterior Capítulo. La Provincia es Congregación, la Congregación es Iglesia. Recordamos muchas cosas en la oración de la mañana. O si lo quieren de otra manera, hicimos mucha oración al recordar nuestra vida misionera. Todo el día fue oración según nos cuenta el cronista:

 

NUESTRA HISTORIA SE HACE ORACION

Amanece pronto en Costa Rica. Pronto y fresco. El sol enfermizo de la mañana, invita a la actividad, al trabajo, a "maquinar las prisas", a aprovechar las horas primeras, -sabrosas y relajantes- para afinar tu cuerpo y tu espíritu.

Esto es lo que he sentido en este segundo amanecer de nuestro Capítulo Provincial

Hoy ha sido un día de oración... es necesario hacer muy presente

al señor a la hora de sumergirnos en esta agua peligrosa del Capítulo. Y a la verdad que ha sido una jornada rezumante de espiritualidad. Y ha habido momentos en el día , realmente densos, quemantes, , preñados de gracia, de compromiso, de dolor y de vergüenza...

Se inició el día con la oración de la mañana. Ha sido una oración larga, variada, llena de reflexiones bíblicas, de historia casera, de humos mayas... La prepararon con esmero los Hermanos Salvadoreños y Chapines. Con elementos autóctonos de las culturas Q’uechí. Y acercándonos a su historia de pueblo religioso, hemos orado y reflexionado la Palabra de Dios con el texto de Josué, 24, 14ss. "Lejos de nosotros abandonar al Señor para ir a servir a otros dioses..."

Un Copalpom – algo así como un botafumeiro compostelano- nos lleno de olor a madera fina, a resina e incienso nuestra capilla capitular... Es la forma como expresan los indígenas guatemaltecos su adoración a Dios y la protección sobre sus vidas.... Y desde la historia del pueblo de Dios y su alianza y de la historia de nuestros indígenas, se fue bajando a nuestra historia cercana como Provincia centroamericana. Y revolotearon sobre la asamblea nombres gloriosos de Misioneros como Anglés, Berengueras, Puig, Román, Prada, Evaristo, Alonso, Erice, que fueron como nuestros patriarcas y profetas congregacionales que nos llaman a recordar e imitar sus afanes y aventuras misioneras.

Alguien evocó con ¿sentimentalismo?, con ¿añoranza? las antiguas crónicas de estos misioneros que nos dejaron sus andanzas como historia viva y familiar...Volvía a oler la capilla a pergamino, a manuscrito, a sal y a selva. Claro que no se hizo tardar la reclamación dolorosa al poco aprecio de lo que es historia congregacional de nuestros boletines, cartas de provincia, anales, libros de nuestro carisma, que quedan "del salón en el ángulo oscuro... tal vez olvidados, muy tristes y solos" sin ser hojeados por muchos de nosotros. Es la historia que se va escribiendo día a día y que ignoramos neciamente...

Más tarde Luis Gonzalo nos embarca en un arriesgado viaje a los compromisos más serios:

A optar por la gran causa de Jesús. No basta optar por los pobres, hay que optar por el Reino... Y para ello nos dice con Pablo Suess, debemos saber "perder" alguna hora con Dios como ejercicio para perder el tiempo con los pobres...

Y si era una jornada de espiritualidad no podía faltar la figura de la Dama, de la Dulcinea de nuestros sueños cristianos, la Madre de Jesús. José Luis nos volvió a refrescar la mente y el corazón con datos y experiencias de Claret, sobre esta espiritualidad mariana...

Que bien sonaron las letras de los cantos de la celebración eucarística del día:

María de la Palabra, La historia es paso de Dios

Juntos rezamos esta oración, La vida nos compromete

Hay muchas malas noticias Con nuestros pueblos

Mucho quebranto, mucha opresión. con nuestra unión.

Lamberto Picado, cmf.

 

4 de julio

¡Cómo se pasan los días cuando se está entretenido! La Eucaristía recogió el trabajo del día, pero no todo; por la noche, mientras el Gobierno Provincial preparaba las respuestas, o aclaraciones, a las dudas e interrogantes surgidos en los grupos, éstos seguían adelantando el trabajo de las cuestiones jurídicas.

El tercer día, revisadas nuestras vidas en las Memorias, quisimos mostrarnos alegres a todos los hermanos de Provincia, para darnos ánimos y terminar de conseguir lo que todavía no habíamos conseguido.

 

 
LA FOTO DE FAMILIA

El Moderador capitular de este día, acaba de informar hace unos momentos: "después del desayuno pasaremos a hacer la foto del grupo"...

Y allí hemos llegado todos; bueno, casi todos, porque siempre a última hora, hay alguno que pierde el vuelo.

En el primer descanso estábamos viendo nuestros rostros a todo color.

- Jo!, Miguel, qué bien te ves...

- Sí, pero la procesión va por dentro...

- Pedro, pareces un chavalo...

- No creas, que uno anda ya un poco jodidillo...

Y ahí estamos. Esta fotografía del grupo capitular es como una radiografía del "estado de la Nación", dígase de la Provincia.

Cada uno reflejamos, sin pretenderlo, nuestro estado de salud espiritual, anímica, circunstancial, comunitaria... Cada uno de nosotros llevamos, y nos "ven", una incipiente hepatitis, un oculto marcapasos, un disimulado mal de colon... Aunque lo queramos disimular... No gozamos la Provincia de un perfecto estado de salud.

Y doy fe de que este grupo de representantes del Capítulo no ha dicho como Fox, o Putin, Aznar o De la Rúa, que el país marcha bien, que Centroamérica marcha bien...

El Presidente del Capitulo, P. Vilchis, ha afirmado esta mañana, "que estamos contentos pero no satisfechos... que hay que seguir caminando; el lodo del camino nos resta agilidad; que hay que conducirse como profetas, que hay que ser heraldos de esperanza ante los desafíos y plasmarlos en acciones concretas. Hay que poner mucho corazón, mucho cerebro y mucha fe..."

Sigo mirando la fotografía de este grupo capitular y adivino detrás de cada rostro un mundo maravilloso: adivino al lejano profeta que se va perfilando en sus adentros; la dolorida madre con dolor de parto... Al líder libertador que arrastrará multitudes. Al monje callado, al que sólo le falta la cogolla y el viejo libro de ritmos gregorianos...! Todo eso hay en esa foto. Y si no, al tiempo...

No marcha todo bien en la política del mundo por más que quieran los presidentes de turno poner sobre el cielo del Congreso un arco iris de imaginario bienestar que sólo ellos creen. Los países, dice, andan bien pero hay están supurando en muchos de ellos, las heridas del paro, de la inflación, del terrorismo, de la emigración, de la corrupción y del hambre...

Los Congresistas Claretianos de este X Capítulo Provincial de Centroamérica, han mostrado sin miedo los múltiples problemas que nos aquejan en las seis repúblicas en que vivimos. Hay problemas de adaptación; la formación es complicada; los jóvenes adolecen de identidad, hay exceso de paternalismo; el individualismo económico se filtra subrepticiamente... Hay muchos retos.

He mirado y remirado la fotografía de los asistentes al Capítulo... ¡qué majos chicos! Tengo fe de que esa nube de chamacos, se convertirá en breve en una aurora boreal.

Lamberto Picado, cmf.

Día 5 de Julio

Hoy ha cambiado el rumbo de la mañana. Hemos comenzado el día con la Eucaristía pidiendo al Espíritu Santo luz, gozo, paz, amor, entrega... para todos, pero especialmente para aquellos que van a recibir el encargo de ser primeros animadores... Somos conscientes, y lo hemos confirmado en la revisión de las Memorias, de que somos débiles y necesitamos de la ayuda de lo alto para muchas cosas, especialmente para la dirección de las personas en una tarea tan compleja como es la edificación del Reino.

HUMO BLANCO

Hoy, día dedicado a las elecciones del nuevo Gobierno Provincial, hubo humo blanco, muy blanco, no hizo falta quemar mucha leña para que pronto apareciera en el pizarrón del aula capitular el color que se presentía... Los nombres ya se habían hecho comidilla por los pasillos... y fueron servidos como era de esperar.

No hubo sorpresas. Pareciera que la elección se estuviera haciendo en computadora. El Capítulo sabe por dónde quiere ir y por eso no dudó mucho en las fichas que tenía que escoger para hacer su juego.

He asaltado, pluma en mano, a cada uno:

P. Santiago Najarro, Provincial.

Conoce el oficio. Varios años en el gobierno. Sabemos que no se le cae la brújula de la mano y confiamos que con él vamos a buen puerto. Su sensatez, su espíritu dialogante, la bondad que le chorrea de su barba son las mejores credenciales para el futuro de la Provincia.

  • Al finalizar el trienio y mirar hacia adelante ¿alguna tarea pendiente por realizar? ¿hacia dónde apunta su esperanza?
  • Mirando hacia atrás, nos reconocemos herederos de una hermosa historia misionera en los pueblos de Centroamérica, recordando el ejemplo y testimonio de Claretianos que entregaron su vida, como Claret, a la causa del Evangelio.

Hoy el peso de la misión claretiana en estas tierras, recae sobre los hombros de los jóvenes Claretianos centroamericanos. Confesamos con gozo y agradecimiento que sin los misioneros jóvenes hoy la provincia no tendría la "impronta misionera" que la ha configurado desde sus orígenes; hoy la Provincia no tendría fuerza para llevar adelante la misión que le ha sido encomendada. Los Claretianos jóvenes son el gozo y la esperanza de la Provincia y la Congregación a la vez que su honda preocupación.

Hoy es indiscutible el protagonismo de los Claretianos nacidos en Centroamérica en las áreas de misiones, en la formación, en la promoción vocacional, y, a partir de este Capítulo, en el propio gobierno provincial que presenta un nuevo rostro más dinámico y esperanzador.

Rodolfo Morales:

Su nombramiento era "una muerte anunciada". Tenía méritos, capacidad, años de especialización en la formación de la Vida Religiosa... Es un guatemalteco joven; ha pasado todo el tiempo sacerdotal en nuestros seminarios.

Nosotros sabíamos que eras el designado... ¿Lo sabías tú?

  • En general soy poco amigo de adelantar sentimientos. Y es que hacía tiempo me llegaban voces de que podría salir elegido para la prefectura de Formación en el Capítulo. Por lo mismo, desde los Ejercicios Espirituales de Enero, tomé conciencia de que debía prestar atención a la calidad y profundidad de mi vida misionera más allá del lugar o del cargo donde me tocara trabajar. Lo demás es anécdota.

  • Tu palabra clave?
  • Saber vivir el momento

Manuel Sánchez.

Dinámico, polvorilla, simpático, costarricense, 35 años, misionero machetero a quien nada se le opone como obstáculo, valiente, trabajador. Habla bien el Q’íché por haber trabajado por seis años con los indígenas en la Misión de Izabal. Le pregunto:

  • ¿Eres el más joven del equipo, ¡qué sientes en estos momentos?
  • Ser el miembro más joven en el Gobierno Provincial electo, me hace sentir la fuerza de una Provincia que revitaliza su impulso misionero y que desea acompañar al pueblo en sus angustias y esperanzas.

  • Dejas la Misión por el Gobierno, ¿vale el cambio?
  • Siento nostalgia al abandonar la Misión Q’echí en Izabal, Guatemala; pero a la vez lleno de optimismo en la certeza de que por este trienio, ya no sólo estaré cerca de esta misión, sino de todas las que nuestra Provincia tiene para anunciar la Buena Noticia del Reino.

Joaquín González.

Otro tico. Ya llevaba más de un año en el Gobierno como Prefecto de PJV. Es "pura vida". Sus 37 años son una garantía para el futuro de la Provincia.

  • Sigues como Prefecto de PJV, ¿cómo fue tu experiencia pasada?
  • Ha sido una experiencia de bendición de Dios. El poder servir desde una perspectiva más amplia y general me ha impulsado a abrir más los ojos y los oídos y a darlo todo sin cálculos humanos; al ofrecer mi vida entera al servicio de la misión claretiana entre los más pobres de Centroamérica. Doy gracias a Dios por el don del servicio: "somos siervos inútiles, damos gracias por poder servir a los otros."

José Sentre.

Es el abuelo del Gobierno. 25 años en la silla o cerca de la silla... sobre todo en el manejo de la bolsa; bonachón y amable; comprensivo y generoso. La Carta de Centroamérica, que nos envía cada dos meses, es un regalo paternal que nos llena de alegría y de noticias... No se corta la coleta porque no la tiene y porque se siente joven. Su nombramiento fue sin necesidad de milagros. Una aclamación popular.

  • Sentre, sorprendido?
  • ¡NO!
  • (No tiene ni un pelo de tonto)
  • Cansado?
  • ¡NO!
  • (Tiene gasolina para rato...)

Y la máquina ha empezado a funcionar.

¡Que ustedes lo hagan bien!

Lamberto Picado, cmf.

 

Así se despide el pícaro cronista Picado, pero el Capítulo no terminó así. Es verdad que ese día tuvo sus tiempos de descanso. Elegido el Provincial y luego de escuchar todos: "Sí, acepto", el Presidente confirmó la elección y nos dio vacación. Por lo menos vacación para algunos; porque el "nuevo" (segunda reelección) Provincial echó mano de consejeros para ver qué proyectos llevaba a la Asamblea en orden a la elección de los Consultores. ¿Cuántos? ¿Con Prefectura? ¿Sin Prefectura? ¿Cuál se elige primero?

Si las paredes hablaran... Cuántas cosas nos dirían!!! Lo cierto es que los Consultores fueron saliendo uno a uno sin la menor traba...

Por la noche, Vísperas solemnes con "Profesión de Fe" de los cinco señalados. En la cena festejamos, con copa, la elección de la nueva Directiva Provincial.

Esto no se ha terminado, nos decía el Presidente, esto sigue con la misma intensidad, no se puede bajar la guardia.

Nadie bajó la guardia. Todo el viernes se dedicó a sacar conclusiones y a dejarle al nuevo Gobierno unas pautas concretas de trabajo para el trienio que comienza. Lo bueno era, y miren qué ánimos le impulsaban, que uno de los Prefectos decía:

  • "Que se le obligue al Prefecto de... (su Prefectura) visitar tres veces al año todas las Casas..."
  • "Que hable con cada uno de los hermanos, incluidos los ...
  • "Que no tome vacaciones si no hace ...

Todo se hizo, ¿bien? Dios que ve ese "todo", sabe la respuesta exacta.

 

Recopiló los textos

José Sentre, cmf.

Secretario Provincial

NOTICIAS BREVES

P. Provincial, Santiago Najarro:

Empezó el mes de Julio pensando en la libertad. Soñaba todas las noches con indios kunas. Se terminaba el tiempo de Gobierno y empezaba el de las correrías apostólicas por el mar de las Antillas.

"Y los sueños, sueños son"..., nos dice el poeta. Santiago bajó la cabeza, la metió entre sus manos y dijo: "Sí, acepto". Y se le abrían tres años de animación misionera a más de 100 hermanos claretianos que trabajan por Centroamérica. Eso es saber soñar, y eso es, también, saber despertarse a tiempo y seguir en la lucha con la carga que se le ha impuesto. Santiago había sido reelegido por un tercer trienio.

Terminado el Capítulo tuvo que salir a dialogar con todos y buscar el puesto más apto para cada uno. Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá es campo difícil pero, por eso mismo, querido; es un imán que atrae y cautiva; campo abierto para echar el grano de la Palabra a tanta gente hambrienta; ara que consume la vida de los misioneros.

P. Vicario y Prefecto de Formación: Rodolfo Morales:

Se estrenó como Consejero Provincial el mismo día de la elección por la noche. Aunque el bautismo propiamente dicho lo recibió el domingo, 8 de julio. Luego se volvió a Managua. A Panamá llegó para el Consejo de dos días de cara a los cambios de personal. Pasó a Guatemala y se quedó una semana con los Novicios dándoles un "taller de oración". Presidió la reunión de Formadores.

P. Prefecto de Apostolado, Manuel Sánchez:

Muy atareado con su Misión de Izabal. Está asesorándose con el anterior Prefecto de Apostolado: Luis Gonzalo Mateo, para seguir el camino ya trazado y no dar vueltas por el mismo trillo. También se estrenó como Consultor el mismo día de la elección y también participó del bautismo del día 8. Luego de los Consejos de Agosto se volvió a Izabal.

P. Prefecto de PJV, José Joaquín (Quincho) González:

Este, aunque joven, ya es veterano consejero, pues viene "revotado" para el mismo cargo. Fue el encargado del bautizo.

El Domingo, 8 de Julio, el nuevo equipo quiso hacer su reunión de una manera distinta: Quincho pidió un carro a la Comunidad de la Casa de Ejercicio y nos invitó a comer en la casa de sus padres en San Carlos. Como las cosas buenas atraen, todos los cinco nos levantamos temprano para celebrar la Santa Misa, desayunamos y nos montamos en el carro prestado. El ecónomo provincial gastó los Colones que le quedaban en el bolsillo del pantalón en la primera gasolinera; con tanque lleno nos echamos a la carretera... Contamos experiencias de la vida, primeras aventuras misioneras por Darién, Costa Abajo, Catedral de Colón, Kuna Yala...; recordamos Misioneros de talla que han pasado por Centroamérica y ya están con el Padre...; venían las preguntas de los jóvenes y las respuestas de los no tan jóvenes: éramos dos contra tres y tres contra dos, pero sin que la voz se subiera por las copas de los árboles que estaban a la vera del camino, ni se bajaran tanto como para quedarse en los barrancos o ríos profundos que nos acompañaban... Todo era armonía y paz, tanta armonía y tanta paz que el "chofer" siguió de largo cuando tenía que haber girado a la izquierda... Anduvimos, eso es una manera de decir, muchos kilómetros y llegamos a la frontera con Nicaragua en el Río San Juan.

  • "Pero ¿dónde estoy?, decía Quincho"
  • ¿Y nos preguntas a nosotros?
  • Tú sabrás. Tú eres de esta tierra y te la conoces desde niño.
  • Pero no dices que venías con frecuencia a estos pueblos con tu padre?
  • Pregunta, pregunta a esa señora que viene por allá... que te has perdido.

Perdido era poco. Tuvimos que regresar por el mismo camino durante 60 kilómetros hasta encontrar la "carretera de primera" que nos adentraba en San Carlos. "Carretera de primera" cuando Quincho era pequeño y no había otra; lo de ahora es un camino de tierra y lodo... Menos mal que fueron pocos kilómetros. Llegamos a la casa paterna de Quincho con dos horas de retraso; ya la mamá había telefoneado a San José para saber si habíamos salido. La sopa hubo de volver otra vez al fogón para poder calentar el estómago de los cinco curitas "semi hambrientos". Como Quincho nos había hecho jurar que no dijéramos nada a su "tata", nos quedamos sin habla ante las preguntas paternas... Fue él, Quincho, quien hubo de confesar...:

- "Me he perdido... he ido a parar a San Juan... menos mal que no había puente en el río, porque si no dejo en Managua a Rodolfo. Las risas de papá y mamá fueron grandes; las preguntas de papá no se hicieron esperar:

  • Pero vos sabés el camino, ¿qué le pasó?
  • Pero... ¿vos no te fijás en los letreros?
  • Además... un poco más adelante...

¡¡¡ Qué letreros iba a ver el "chofer" si estaba embebido contando sus peripecias de niño por aquellos maizales...!!!

La comida estuvo exquisita. Mamá se esmeró. Hasta encontraron una botella de "Rioja", del pueblo de Santi precisamente, en las bodegas familiares... No se podía pedir más. Y no pedimos, por supuesto. Charlamos, sacamos fotos...

La tarde se despedía de todos y aprovechamos para despedirnos de los padres de Quincho, pasamos por la bodega de los hermanos, donde recogimos otro "Rioja", y nos volvimos, por otro camino ya conocido de todos, a San José.

Ecónomo y Secretario, P. José Sentre:

No es la primera vez que ha salido con algún cargo capitular. Deben ser los años, que se le han echado encima, los que le hacen aparecer más gordito que los otros... Había dicho al Provincial que tenía "alergia a la Secretaría", pero el Provincial no le hizo caso, por no tener la referencia médica, y le nombró Secretario. No lo dejen solo en el trabajo de sacar CARTA; colaboren y se leerá con más gusto.

 

 

 

 

 
   
 

De vuelta a la Página Principal