Make your own free website on Tripod.com

 

EN MEXICO HAN PASADO MUCHAS COSAS

José Sentre, cmf.

Viernes, siete de julio. Ese día volaba yo desde Guatemala a México en Grupo Taca. Al entrar en el avión me encontré con el P. José Joaquín González, que venía de una reunión de Formadores en San Salvador. Todo salió a pedir de boca, si exceptuamos el encuentro con los que habían salido a buscarnos.

La salida es distinta para los que llegan de Centroamérica, los que llegan de América del Sur, los que llegan de aeropuertos mexicanos o de otras partes del mundo. Dimos con la puerta, pero no dimos con los Estudiantes que nos esperaban, cartel en mano. Sí nos encontró un matrimonio amigo: el mexicano Eliécer y la panameña Yolanda. Nos pusimos al habla con los organizadores del Encuentro y nos comunicaron que San Hipólito estaba con los brazos abiertos para recibirnos. Allá nos fuimos y encontramos a Antonio Rangel, todo corazón, que nos dio las llaves de la libertad para que pudiéramos recorrer toda la ciudad de México sin límites de tiempo. Cuando lleguen habrá un guardia esperando, les abrirá la puerta y ustedes podrán abrir la de sus habitaciones con esta llave que les doy. Nos fuimos con el matrimonio y nos perdimos por las calles y avenidas de la gran ciudad...

Cuando nos dejaron en San Hipólito a las 9, 30 de la noche, quedamos en reunirnos al día siguiente a las 9 de la mañana. José Joaquín no pudo dormir pensando en la enchilada que se había dado y en la que se iba a dar al día siguiente...

El sábado empezamos el día turístico visitando Tepeyac. Ahí estaba la Virgencita esperándonos. Saludos de Corazón a corazones y viceversa. Dos pasadas por la cinta transportadora para poder disfrutar mejor de las dulzuras de la Madre. Luego bajamos a la cripta de la Basílica. Recorrimos varias parcelas y rezamos un responso frente a los restos de los padres de nuestro chofer y guía. Visitamos la Basílica vieja, recientemente abierta a la gente luego de la restauración, (yo diría que le han fortalecido las columnas para que no se caiga) y las otras capillas del entorno del monte. José Joaquín entró en la capilla de la juramentación, recogió una estampa, pero no se atrevió a rellenarla; decía la estampa: Yo...................... juro, por la Virgen de Guadalupe, (no fumar, no tomar bebidas alcohólicas, no consumir drogas...), por el tiempo de................... (días, meses, años). Un Diácono estaba tomando el juramento e instruyendo convenientemente lo que eso significa para aquellos que lo hacen.

Recorrimos "Ciudad Satélite", amplia zona de expansión mexicana. Durante la comida alguien pidió "media yarda de naranjada"... y fue complacido. Lo único malo fue que no le quedaban fuerzas, luego de la enchilada, para chupar; dejó el "carrizo" a un lado y empinó la media yarda...

A las seis y media estábamos ya en casa para preparar el Domingo, Día del Señor. Estaba anunciado un paseo a Taxco: pueblo pintoresco recostado en un monte y bañado en plata. En la mayoría de las casas se vende algún utensilio de este metal: 0.975 de ley. La excursión estaba preparada como punto final de la reunión del Gobierno General con los Organismos de NACLA, pero nos metimos algunos de CICLA. El bus daba para todos y aún sobraba. Fue el primer encuentro de los miembros de NACLA y CICLA porque por la noche, a la vuelta de la excursión, nos reuníamos todos con el Gobierno General para hablar de "los inmigrantes". Zonas del Norte que reciben y Zonas del Sur que surten mano de obra barata, o negocio grande para los "coyotes"; también muerte y abandonos. A las ocho esperaba la cena. Después, tiempo libre...

A las diez de la mañana del día siguiente estábamos chequeado nuestros nombres a la entrada del salón de conferencia y a las diez y media nos hablaba nuestro P. General, Aquilino Bocos, del BALANCE SOBRE LA CELEBRACIÓN DEL JUBILEO CONGREGACIONAL

 

EUCARISTÍA

A las once y media terminaba la sesión y subíamos a la Basílica para celebrar la Eucaristía. Estábamos seguros que María nos había precedido, por eso el canto de entrada quiso recalcar esa presencia mariana en nuestro caminar: "Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás; contigo por el camino Santa María va".

Pedimos perdón al Señor por tantas fallas que hemos tenido los Claretianos de América en nuestro ministerio. Pedimos, en la oración conclusiva: "Padre, somos tus hijos, recíbenos en tu casa. Concede tu misericordia y el perdón de nuestros pecados a nuestros padres, a nuestros hermanos y hermanas, y a nosotros tus siervos, que impulsados por el Espíritu volvemos a ti con el corazón arrepentido."

Me impresionó el canto de los sordo mudos de la Escuela de San Hipólito. El P. Mario dirigía la letra para que todos hablaran al unísono; un profesor de música dirigía el canto para que todas las gargantas fueran a escala... "Toma lo que soy: mi fe, mi juventud, mis manos y mi corazón. Cambia lo malo que hay en mí, que ya quiero empezar a vivir."

San Pablo, con su carta a los Efesios, nos invitaba a bendecir a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, por habernos dado, en Cristo, toda clase de bienes espirituales y celestiales...

En el Evangelio nos unimos a María, caminante presurosa, que llevaba la alegría del Espíritu a la casa de Isabel... Muchos saltamos de gozo al escuchar las palabras del P. Aquilino en la:

HOMILIA EN LA CLAUSURA DEL 150 ANIVERSARIO

DE LA FUNDACIÓN DE LA CONGREGACIÓN

Terminaba así:

Confiamos este sueño a Santa María de Guadalupe en esta su Basílica, que es tienda propicia para acoger los sueños de todos los que peregrinan en la fe y en la esperanza. Bajo el amparo de su manto cavemos todos, sin distinción de lengua, pueblo y condición social. También los pecadores e ignorantes son sus hijos. De su mano pasamos el umbral del siglo y medio de existencia y de servicio a la Iglesia y a la humanidad. Y, porque sabemos que la Congregación es obra suya, confiamos que no nos faltará su ayuda maternal para seguir anunciando la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, el Señor, hasta que vuelva.

Que el Señor, a través de nuestra vida consagrada en el servicio profético de la Palabra, siga visitando a su Pueblo ( cf Lc 7, 16).

En el Ofertorio ofrecimos desafíos de misión, flores de esperanza, trabajos capitulares de las Misioneras Cordimarianas, sangre derramada del P. Solá y compañeros... Mientras tanto, cantamos convencidos: "Aquí están mis palabras, aquí están mis acciones, aquí están mis ilusiones, mas, ¿qué es eso sin tu amor, Señor?

Cristo, hecho Pan, hecho Vino, llegó a nosotros. Salimos fortalecidos. Aunque la música era desconocida para muchos, la letra sintonizaba con las fibras del corazón: "El llamado que yo tengo es para sembrar la oración y la esperanza para los demás. Yendo con Jesús sin mirar atrás, construyendo el camino de la verdad... De norte a Sur, del Este al Oeste, llevando el Rosario Misionero con fe. Cargando la cruz con un gran valor, y ser pregonero con la firma de Dios".

A un "caminar de sábado judío" nos esperaban unas mesas cargadas de aperitivos:

Cada cual pedía lo que le apetecía, o lo que sentía necesario para abrir apetito.Luego la comida formal, de manteles largos. Nos repartimos al azar... 220 personas acomodadas en mesas de diez; éramos familia y lo sentíamos. Tres platos a la mexicana, postre, café, algún licor estomacal, por si acaso, y los "Mariachis" como punto final. ¡Bien, muy bien! ¡Gracias, Hermanos mexicanos!

El martes nos embarcamos en el trabajo. El P. General abrió la sesión diciéndonos:

1. En nombre del Gobierno General os doy a todos la bienvenida a este Encuentro, previsto desde el anuncio de las visitas canónicas con la modalidad señalada en octubre de 1998 en Bangalore.

Es un encuentro que pretende fomentar la comunión y la colaboración para el crecimiento de los Organismos de CICLA-Norte y para el bien del conjunto de la Congregación. Sabemos que lo ideal hubiera sido haber convocado a todos los Gobiernos de CICLA. Pero no es fácil organizar todas las visitas en pocos meses. No pretendemos abordar aquí la problemática que puede presente toda América Latina, pues para esto están las Asambleas de CICLA, sino solamente compartir con Vds. aquellos aspectos más relevantes que han ido emergiendo en las recientes visitas a los Organismos que Vds animan. Pretendemos promover el apoyo de todos los dinamismos de animación y de colaboración que están teniendo y, si es caso, alentar otros nuevos. Sólo un Organismo Mayor, Las Antillas, por causas imprevistas, no ha podido tener la visita antes de esta reunión, pero le hemos invitado también para dar unidad al conjunto de esta zona.

2. Los Visitadores han podido conocer de cerca la realidad de sus Organismos y percatarse de la valiosa aportación que están haciendo en las Iglesias particulares y en el pueblo y la importancia que tienen en el conjunto de la vida y misión de la Congregación. Han recogido las impresiones de su contacto con las personas y comunidades y han compartido con los respectivos Gobiernos cuanto de bueno han encontrado en ellas. No es el caso de hacer un recuento de los muchos signos de vitalidad de vida misionera encarnada y de ser servicio que están haciendo al pueblo. También han podido percibir cuáles son los más fuertes desafíos, aspiraciones y deseos. Ahora, en diálogo fraterno, podemos repasar los aspectos fundamentales y estudiar juntos las estrategias a seguir para que la Congregación en este área de América Latina cumpla mejor la misión que tiene encomendada. Esperamos poder concordar aquellos dinamismos que puedan contribuir a revitalizar nuestra vocación misionera en este comienzo del tercer milenio.

3. Ante todo, el Gobierno General quiere agradecer el testimonio de vida misionera de nuestros hermanos de CICLA-Norte, que atienden un buen número de posiciones apostólicas, y la generosa colaboración que, de una forma u otra, están prestando al resto de la Congregación. Constituyen un buen número los claretianos que están ejerciendo su ministerio dentro y fuera de América Latina. También es apreciable, dentro de sus limitaciones, la contribución económica que hacen para ayudar a las necesidades de otros Organismos.

4. Al comienzo de este Encuentro quisiera subrayar que, en un momento como el presente, en que la Congregación está buscando caminos de concentración de esfuerzos, conviene que apoyemos este espíritu de colaboración. Ya desde ahora, el Gobierno General reconoce y alienta cuanto se está haciendo en las áreas de formación y misión. Hay mucha vitalidad en CICLA-Norte en todo lo que se refiere a encuentros de promoción vocacional, formación y apostolado. Hay que alabar el esfuerzo por la difusión del Diario Bíblico. Destaco como novedades: 1) en la formación todo lo que se está haciendo en los noviciados de La Estrella (Colombia Occidental) y Guatemala (Centroamérica), y en el teologado de México. 2) en el área de apostolado, la fundación de Haití y la acogida de Nigerianos en las misiones de Centroamérica, Colombia y Antillas. Es una forma de ayuda mutua, pero sobre todo, es un signo eficaz de largo alcance para hacer Congregación en diálogo intercultural y religioso, tan imprescindible en la Iglesia y en el mundo de hoy.

5. Sin darnos cuenta, nuestra preocupación más frecuentemente se dirige hacia los números: las personas que somos, las actividades que tenemos y la economía. Otras veces nos absorben unas cuantas personas problematizadas, absorbiendo en demasía las energías del Gobierno. Con ser todo esto tan urgente, no es lo más importante. En el gobierno de los Organismos todo esto hay que tenerlo en cuenta como elementos de la realidad que nos toca vivir y animar. Nuestra mayor atención, al acompañar a las personas, ha de ponerse en si estamos siguiendo el camino que Dios quiere de nosotros en el contexto histórico, sociocultural y eclesial en el que hemos de evangelizar. La pregunta clave que debemos hacernos, y que ha de estar presente de forma especial en este Encuentro, es si estamos siendo fieles a la vocación claretiana en el aquí y ahora de América Latina.

5.1. Creo que todos reconocemos que nuestro proyecto de vida es claro (CC y Dir) y que nuestros objetivos de misión están bastante bien precisados (Cap. Generales y Provinciales). ¿Por que, sin embargo, en tantos casos no llegan a ser proyecto existencial y originan un nuevo estilo de vida y de misión? Pienso que se debe, en gran parte, a que han sido acogidos como "documentos", textos objetivos que estudiar, y no como instrumentos que reaniman y hacen crecer la vida misionera en la fidelidad cotidiana a las exigencias evangélicas y evangelizadoras que hemos profesado. Cada vez es más común entre los religiosos el convencimiento de que hemos de revivir los orígenes carismáticos y, a la luz de estos, acometer sin miedo las reformas de estructuras. Por haber procedido al revés, nos hemos sentido desilusionados e insatisfechos.

5.2. El Gobierno General, como decía ayer, en consonancia con lo que el Capítulo General propuso, viene insistiendo en la espiritualidad misionera, en la dimensión profética de nuestro estilo de vida y de nuestro ministerio y en la promoción de justicia, la paz y la integración de la creación. Creemos que son tres ejes que harán creativa y fecunda nuestra vida claretiana.

5.3. Cuando hoy se habla de refundación, y nosotros asumimos los indicativos de esta palabra, que despeja toda tentación de pequeños retoques y de superficiales arreglos, queremos secundar aquella singular experiencia del Espíritu que tuvo nuestro Fundador y la comunidad primitiva y traducirla en estilo de vida y en servicio misionero en estos Organismos de CICLA-Norte que tienen sus específicos escenarios de vida y muerte. Con otros términos, queremos integrar adecuadamente la profunda vivencia del carisma del Fundador, el diálogo con el mundo de hoy y el empeño por dar respuesta a los desafíos que nos llegan como signos de la presencia de Dios en nuestra historia. Con palabras del XXII Capítulo General, queremos que la Congregación en CICLA-Norte se halle "en misión profética", lo cual implica una profunda conversión personal y comunitaria a la misión claretiana y una sincera y valiente revisión de aquellas posiciones que impidan a nuestro espíritu misionero continuar situándose en la vanguardia de la evangelización.

6. Sin perder de vista este vasto horizonte, en el que nos viene situando la Congregación en los últimos Capítulos Generales y toda la incisividad que comporta nuestra vocación profética, vamos a estudiar unos cuantos puntos seleccionados por el Gobierno General. Vds. podrán añadir otros a los que proponemos. Ponemos como marco de referencia inmediato las conclusiones del Encuentro de Bangalore. Entre los que hemos seleccionado, me parece de capital importancia todo lo que se refiere a la atención a las vocaciones, a las personas en todas las etapas de su vida, y el fortalecimiento de la vida comunitaria en toda su amplitud y densidad. Todo ello como base para una cualificación de nuestra vida apostólica.

7. Tal vez sería conveniente que quienes estuvieron dentro o cerca de la última reunión de la CLAR nos pudieran informar en algún momento para estar en sintonía con las más profundas preocupaciones y aspiraciones de los religiosos de América Latina.

8. Ya, desde ahora, les invitamos a aprovechar la memoria de la llegada de Claret a Cuba para intensificar la reflexión compartida en torno a su vida y trabajo apostólico en esta Isla del Caribe. Como ayer indicaba, sin la presencia de Claret en Cuba, la Congregación no sería lo que es.

Ponemos nuestro Encuentro bajo el amparo de Santa María de Guadalupe, Patrona de las Américas, que ella nos siga enseñando a vivir unidos en la diversidad y a evangelizar de forma nueva e inculturada.

Les agradecemos el servicio de animación que están prestando, les agradecemos la respuesta a la invitación que les hemos hecho para asistir a este encuentro, les deseamos una feliz estancia, una gozosa convivencia fraterna y una alegre esperanza en el futuro de sus Organismos.

México, DF, 11 de julio, 2000.

 

Tareas de trabajo para estos días:

Repasamos algunos temas que los miembros del Gobierno General, partiendo de las Visitas hechas recientemente, habían preparado:

Por las noches el Gobierno General se iba reuniendo con los diversos Gobiernos Provinciales. El día 12 nos tocó a los de Centroamérica. Hablamos de muchas cosas y salimos confortados en nuestro caminar misionero.

El viernes por la noche terminamos la tarea. El sábado cada cual pudo elegir lugar de expedición; había carro y chofer a la orden. Hubo quienes se fueron al aeropuerto para volver a su tierra. El 16, 151 cumpleaños de la Congregación, lo celebramos solemnemente en la iglesia de San Hipólito. Eucaristía, presidida por el P. Sureda, y almuerzo fraterno preparado por el P. Roger.

Conclusiones:

De nuestras reflexiones sobre los puntos arriba mencionados, sacamos algunas conclusiones. No son unas conclusiones capitulares, pero sí hitos concretos que nos pueden ayudar, en la vivencia claretiana, a todos nosotros.

 

NOTICIAS

P. Santiago Najarro:

Llegado de México preparó viaje para Escobal. Una visita corta a los hermanos del Lago y un día de playa con los de Colón. El 26 se fue, en compañía del P. Mauro Ocharan, a visitar los hermanos de Yaviza y Metetí.

P. José Sentre:

Se vino de México el día 17, según tenía programado en el billete de avión, y se ha quedado en Curia preparando algunas cosas para decirles a los futuros Novicios en Guatemala. Le han encomendado que dirija los Ejercicios Espirituales para los que van a comenzar Noviciado.

P. José Joaquín:

No para. Antes de llegar a México estuvo en El Salvador en la reunión de Formadores. Después de México se ha ido a Colombia para participar en el Encuentro de Pastoral Juvenil Vocacional.

NUEVOS DIACONOS:

Han sido aprobados para recibir la Ordenación los Estudiantes Teólogos: Eric Fernández y Samuel Cruz. Están buscando un Obispo que los quiera Ordenar, ya que el Vicario de Darién va a quedar un tiempo fuera de la República de Panamá.

NUESTROS ENFERMOS

P. Angel Del Molino:

Después de la operación de hernia hubo complicaciones con la próstata. El 19 de Julio se internaba en el hospital, para ser operado al día siguiente. Hoy se está recuperando en la Residencia Claret. Le deseamos pronta recuperación total y que pueda volver pronto con sus "jóvenes seminaristas de Colón".

 

 

 

De vuelta a la Página Principal

 

Carta Centroamericana

Julio del 2000

Reunión del Gobierno General con los Gobiernos Provinciales de CICLA Norte