Make your own free website on Tripod.com

Noticias de Centroamerica

Julio 1999

Noticias:

P. Provincial:

Salió el día 21 de Junio camino de Vic, pasando por Huércanos. Allí conquistó a un hermano cura y una hermana casada y se fueron a Barbastro para remozar el espíritu misionero al calor de aquellos restos mortales de nuestros 51 Beatos Mártires. La impresión fue grande, el amor a lo claretiano también, y todos tres se fueron hacia Sallent en carro propio para ver la Cuna de Claret. Les habían precedido otros Claretianos llegados desde Colmenar Viejo, donde estaban haciendo un curso de espiritualidad. Vieron y revivieron escenas de taller textil y se adelantaron a Vic.

Vic lucía espléndido el día 15 de julio. Ya habían llegado Claretianos de todas partes del mundo. La fiesta jubilar empezaba con buen pie, abrazando a antiguos conocidos y saludando, por primera vez, a otros peregrinos.

La Vigilia hizo vivir escenas de fundación en un pentecostés de lenguas claretianas. No se pudo dormir aquella noche.

La mañana del 16 de julio encontró reunidos a los claretianos en la iglesia – sepulcro de Claret; la meditación del P. Cristo Rey, ayudada por las filminas del P. Vilarrubias, trasladaba a todos a la celda de la fundación... (algunos hasta quisieron estar frente a la "celda" que se encuentra en el museo claretiano)... Hablaba de cuna de Belén... de pobreza de nacimiento: de Cristo y de la Congregación... hablaba de Cenáculo de Pentecostés... María presente y el Espíritu que lo llena todo... hablaba de envío a todos los confines de la tierra...

A las 12 Eucaristía de corazones agradecidos en la Catedral de Vic. Muchos Obispos, muchos sacerdotes, muchos claretianos. El P. General, Aquilino Bocos, hizo la homilía.

Luego de la Misa la mesa fraterna. 500 comensales compartiendo el pan, el vino y la butifarra catalana, famosa en Vic.

Por la tarde, en un acto cultural, el P. Gustavo Alonso hizo Memoria de 150 años de Congregación por las diferentes partes del mundo.

(El texto completo de la Meditación, Homilía y Memoria de los 150 años, pueden verlo en esta dirección: http://www.ciudadredonda.org

De Centroamérica se encontraban presentes en Vic para celebrar allí este jubileo: los PP. Francisco Oscoz, Angel Del Molino, Isidro Gras y José M. González que estaban de Bodas doradas; el P. Santiago Najarro, como Presidente de CICLA, el P. Juan Sanz que se había ido dos días antes de vacaciones y se dejó caer por aquellas tierras catalanas y el P. Vicente Sidera que había acudido a despedir los restos mortales de su hermana, Religiosa Vedruna, muerta en accidente de carro días antes.

Jubileo en Colón:

El día 30 de Julio el P. Miguel Medel quiso reunir a la familia claretiana de Colón para recordar los 150 años de Fundación. Nos reunimos en el Hotel Wasington de la ciudad Atlántica para una cena familiar. Serían 400 colonenses amigos que se dieron cita a las 8 de la noche.

El P. Medel hizo un ofrecimiento de la velada a todos los presentes. Nos habló de unos sueños que había tenido noches atrás.. "y soñaba y soñaba... pensando que en verdad, todo era un sueño. Pero hoy, al contemplar este maravilloso espectáculo, puedo comprobar que el sueño se ha hecho realidad. Y lo que es más grandioso todavía; que la realidad es más bella aún que el sueño."

El P. Najarro narró un poco de historia de la Congregación en estos 150 años. Cómo nació en Vic y cómo se fue extendiendo por el mundo. Cuántos somos y qué hacemos.

Al P. Sentre le tocó hacer una reseña breve de la llegada de los Claretianos a Colón hace 73 años. Los trabajos apostólicos de los primeros misioneros. Recordó a los Obispos que han ido construyendo y manteniendo la catedral, joya en Colón, como signo de lo que han trabajado en el ámbito pastoral:

Maíztegui, que la empezó y bendijo; Preciado, que pagó las deudas de la construcción; Serrano, que la mejoró y restauró; Ariz, que la mantiene con grandes gastos y la ha llevado a ser catedral de Diócesis: Iglesia formada.

Blanquita Borden, toda corazón para los claretianos, dio las gracias a Dios por la presencia de los hijos de Claret en Colón: "Gracias, es la expresión que espontáneamente brota en esta noche de los más profundo de nuestros corazones, como queriendo expresar con sus 7 letras la plenitud de Dios, simbolizada en las páginas bíblicas y que hoy, manifestamos en estos 150 años de la fundación de la Congregación Claretiana y muy especialmente en los 73 años de su caminar acompañando nuestro pueblo colonense."

Hubo cantos, baile típico panameño y baile andaluz. Como punto final la cena; Mons. Ariz, que presidía, hizo la bendición de la mesa; todos hicimos fila para servirnos según la necesidad y el apetito; terminamos hacia las 10 y media de la noche. Hubo alegría, sinceridad en el trato amable de los amigos, satisfacción por lo vivido; sentimos que estuvo todo bien salpicado de ungüento fraterno claretiano. Algo contribuyó para ello la recién celebrada Novena a la Virgen del Carmen, predicada por nueve Claretianos, uno cada día.

 

 

IMPRESIONES DE UN VIAJE A PANAMA

Para personas del interior de España, de esta España tan seca, el mayor impacto que se recibe cuando se llega a Panamá es el calor húmedo y el verdor. Un mar de verdor, con algunos picachos aquí o allá, masas verdes con grandes árboles, hermosos árboles, inmensos, con ramas poderosas que se extienden de forma protectora o esbeltas palmeras con troncos interminables y lisos como si fueran de mármol.

Hermosa naturaleza salvaje o naturaleza más ¿domesticada? como en el Valle de Antón donde la variedad de plantas y flores es tal que se tiene la sensación de estar en una especie de paraíso.

Y si la vegetación tan poderosa nos llamó la atención, también lo han hecho las aves, tan vistosas y también tan ruidosas, que con sus cotorreos nos despertaban todas las mañanas en Panamá.

Pero no menos nos impresionó el encanto de las hermosas pequeñas islas que forman el archipiélago de San Blas. Algunas tan pequeñas que parecen de juguete, con apenas cuatro palmeras; y otras llenas a rebosar de cabañas de palma. Islas llenas de niños alegres y reidores, que nos seguían cuando paseábamos por ellas con sus ¡hola!, ¡hola!. Una de las cosas que nos llamaron especialmente la atención fue que estos niños no lloraban, eran felices: jugueteaban entre ellos, corrían, se peleaban, se revolcaban por la tierra y siempre parecía que estaban riendo. La forma de vida de estos indios kunas en sus islas, este integración en estos pueblos, imparable seguramente.

Nuestra propia convivencia con los Misioneros Claretianos Vidal y Mario y Benicio, nos han hecho pensar sobre lo que son nuestras vidas, tan llenas a veces de inutilidades, lo que son sus vidas entregadas y austeras y a la vez con ese espíritu de paz y sosiego, que les da, sin duda, su propia fe y pienso que, posiblemente también, el influjo de los hombres con los que conviven.

Son muchos los recuerdos y reflexiones que nos hemos traído de Panamá, a donde hemos ido porque durante muchos años hemos tenido allí a nuestro hermano y al saber que dejaba el país como si quisiéramos entenderlo mejor, a él y al país del que tanto nos había hablado.

Lo que hemos conocido de sus gentes ha sido tan positivo que hemos pensado que, no sólo él no lo olvidará jamás, sino que seguramente volverá. Cuando se reciben esas demostraciones de cariño, esa acogida tan generosa, es imposible que se pierda. Nosotros también hemos sentido esto, hemos pensado "nos acogen por nuestro hermano, sin duda", pero también porque los panameños son un pueblo generoso, donde da la impresión que cualquier hombre, no importa sea su raza o su religión, se encontrará bien.

Hemos asistido como católicos a las ceremonias religiosas en el Santuario y hemos podido apreciar el fervor con que son seguidas, que la asistencia es importante. Y también esto nos ha gustado. Tal vez, la fuerza de la fe, el impulso religioso deba venir ahora de América a España, con nuevas energías.

Albacete, junio, 1999

 

 

 

 

VIOLENTO SISMO SACUDE A IZABAL

11/07/99


- Así comenzó todo –

Eran las 8:20 de la mañana del día domingo 11 de Julio. Amanece el cielo cerrado en lluvias desde la madrugada, acaba de decir: !Buen día será hoy!


Quien conoce el clima tropical de Livingston, se alegrara de tener una mañana fresca y lluviosa en un día domingo. Habíamos terminado la oración comunitaria de laudes, nos sentamos a la mesa a tomar un poco de desayuno aprisa, pues la misa dominical de las 8:30 de la mañana esta por comenzar y la segunda campanada ya se hizo escuchar. Algunos feligreses ya estaban en el templo, al igual que los jóvenes del internado indígena del Centro Kateri, a quienes acababa de saludar.

Cuando de repente, en este preciso momento se viene un violento movimiento desde lo mas profundo de la tierra moviendo toda la casa, y en este movimiento violento van cayendo todas las cosas de alrededor, dejando por el piso pedazos de cosas tiradas por donde quiera y líquidos derramándose por todos lados.

En búsqueda de la salida de la casa, y corriendo con un fuerte instinto de vivir dejamos todo lo que esta atrás. Al salir de casa el espectáculo se hace mas duro y cruel; la gente va corriendo por las calles aprisa en búsqueda de la familia que quedo en casa, y un grupo de jovencitas de Kateri abrazadas en el jardín grande que esta frente al lado del edificio del templo parroquial y frente a la casa cural, con unas miradas llenas de pánico y de desolación, mientras tanto los temblores continuaban y la lluvia seguía copiosa mojando los cuerpos asustados y temblorosos de quienes estabamos allí.


- Minutos después –

! Yo pensé que iba a morir! !Las imágenes de la iglesia salieron por el aire! !Esto es terrible! !Nunca nos había pasado en Livingston! ¿Qué esta pasando? ¿Qué hacemos ahora? !La gente ya no cree en Dios! Esto es un castigo de Dios, etc. Estas eran las expresiones mas escuchadas por todos los presentes.


Luego intentamos comunicación a través de la radio, del teléfono, pero todo en vano. Estabamos incomunicados, no había fluido eléctrico, no había agua, no había comunicación telefónica en los primeros momentos después del sismo. Corrieron por el pueblo muchas noticias, pero todo eran puras conjeturas.

- Recobrando la calma –

Una vez recobrada un poco la calma, empezamos a levantar las cosas que estaban en el suelo y a verificar los daños materiales. Gracias a Dios estabamos vivos, y esto era lo mas importante.
- La casa de la comunidad, todo tirado por el suelo, botellas quebradas, adornos destrozados, inundación en la cocina, depósito del agua reventado en el suelo, en las habitaciones todo tirado por el suelo, lámparas quebradas y líquidos regados.

- El edificio de la Iglesia parroquial, fue unas de las estructuras mas dañadas; las paredes están agrietadas desde arriba hasta abajo, las bases también están afectadas. Las imágenes de la iglesia fueron lanzadas por los aires, sólo tres imágenes están intacta, una de ellas la imagen de la patrona.

- Las oficinas parroquiales no sufrieron daño alguno, seguramente por ser nuevas y una construcción moderna,

- En el pueblo cayeron tres casas, los negocios tuvieron que cerrar pues estanterías y las cosas de venta se vinieron abajo, hay varios edificios con daños, especialmente los de construcción antiguas.

- Las personas a Dios gracias no tuvimos que lamentar, solamente algunos heridos al caerse las paredes de su casa, pero a Dios gracias ninguna muerte.

A lo largo de la tarde de ese domingo había un ambiente de ansiedad, inseguridad y desolación en la vida del pueblo de Livingston; el único tema de conversación era el terremoto. Las autoridades tomaron en sus manos la situación y se empezó a organizar estrategias para otro posible temblor mas fuerte. Esta noche no hubo energía eléctrica, ni teléfono, ni agua, y casi toda la gente durmió en la calle.

- Los días que siguieron –

Después de la larga noche del día del sismo, vino el nuevo día con el cielo nublado, y con continuos movimientos telúricos hasta el día de hoy, en esta mañana del 14 de Julio se han sentido tres fuertes temblores, lo que continúa alertando a la gente.


Al principio corrieron varias noticias sobre el acontecimiento, las que siguen a continuación se pudieran considerar las oficiales, pues provienen del periódico de Guatemala, Prensa Libre." Fuerte sismo deja un muerto y 40 heridos... 40 segundo duró primer remezón de 6.1. grados Ritcher en falla de Motagua... Daños en viviendas, infraestructura y caminos en Izabal" (Prensa Libre 12/07/99)


" Según el reporte oficial del Insivumeh, el sismo ocurrió a las 8:14 horas... Por los daños y destrucción de viviendas y número de lesionados que se aproximan a 35, el sismólogo Percy Mayor refirió que el temblor debe catalogarse de terremoto... Mayor informó que el epicentro del terremoto fue a 314 kilometro dirección Este-Noreste de la ciudad de Guatemala, en el océano Atlántico" (Prensa Libre 12/07/99)." Las áreas mas afectadas por el fenómeno telúrico se encuentran en la cuenca de Río Dulce, así como en las cabeceras municipales de Livingston y Puerto Barrios" (Prensa Libre 12/07/99)


- La vida continúa su curso –

Aunque no se han dejado aún de sentir mas movimientos, y se haya declarado 72 horas de estado de emergencia, y la energía, como el agua y el teléfono no se han normalizado, la vida tiene que continuar y con ellas nosotros junto con nuestro pueblo a tirar hacia delante y continuar nuestra marcha. Ha sido una de las experiencias mas fuerte que le ha tocado vivir al pueblo de Livingston después del huracán del año pasado, ahora nos toca como agentes de fe y guías de este pueblo reiniciar desde una nueva experiencia y con una nueva reflexión:

  1. Reinterpretar la vida y la fe en Dios junto con el pueblo a partir de la nueva experiencia.
  2. Reforzar el espíritu de solidaridad y de alegría característica del pueblo negro y de todos los habitantes de Livingston, a partir del hecho.
  3. Asumir la experiencia a través de la terapia de la confianza en el Dios que hace siempre la opción por la vida, integrando a la reflexión la fe y la esperanza, pues será una experiencia que quedará grabada en la memoria de quienes vivimos aquel domingo el: " Será un buen día hoy ".
  4. Y finalmente trabajar para rescatar lo materialmente posible, de lo que quedó dañado.


Fraternalmente
Silvio Javier Martínez H, cmf.