Make your own free website on Tripod.com

 

Carta de Centroamérica

Diciembre 1999

 

¡ FELIZ NAVIDAD !

La paz gozosa de sentirnos amados por el Padre

en este Año Jubilar

esté con nosotros

para poder compartirla con los pobres de C.A

hermanos de esperanza.

Queridos hermanos: En este Año de Gracia que vive la Congregación agradecemos y proclamamos humildemente "que la gracia de Dios recibida no ha sido inútil". ¡Dios sea bendito!

Nuestra acción de gracias es "memorial" del camino recorrido, "ofrenda renovada" del acontecer congregacional en nosotros y "oración insistente" por nuevos operarios claretianos para el reino.

El Señor y la ternura de nuestra Madre -¿no os acordáis, Señora?- nos han escogido para anunciar el Evangelio en C. A., tierra pequeña y plural, sembrada de volcanes, de violencia y de muerte fratricida en una larga noche oscura de fe, tierra de pueblos crucificados.

Es urgente proclamar la Buena Nueva del Dios-con-nosotros y encarnar hoy y aquí su ministerio de consolación y esperanza.

En esta Navidad queremos vivir especialmente unidos los claretianos de C. A., como un signo de la comunión fraterna, que el Hijo enviado, y nacido de mujer, quiere proyectar a través de nuestras manos. Cuidemos el fogón familiar en este tiempo de un Dios tan humano.

Desde Izabal al Darién, en un abrazo fraterno de comunión-misión, dejemos que el Espíritu de la unción renueve y fortalezca nuestra entrega fiel, puestos los ojos fijos en Jesús.

Celebremos la Navidad desde el "ya pero todavía no" de nuestra esperanza, compartiendo con los pueblos el gozo del Dios-pobre que no defrauda y el dolor de una hermandad, aún pendiente, por situaciones de injusticia, exclusión y muerte.

Anunciemos con fuerza y convicción la hora del Reino a las puertas del tercer milenio. Dios sigue naciendo en medio de los pobres, pues quiere hacerse encontradizo con todos los humanos.

Que el nacimiento de Dios-en carne humana nos dé a todos la plenitud de gracia y nos haga ser fieles servidores de la Buena Nueva de su Amor, compasivo y solidario, que recree en C. A. una tierra nueva de vida digna, donde la Justicia y la Paz se abracen y lleguemos a ser, por fin, hijos de Dios y hermanos.

Es la Navidad feliz que todos anhelamos.

 

NOTICIAS

P. Santiago Najarro:

Este año quiso pasar las Navidades en Garachiné, haciendo compañía a Mauricio: El compañero, Hugo Asturias, ha salido a Guatemala camino de Honduras…

En este mes de diciembre se ha entretenido, ¡y qué entretenimiento!, en buscar soluciones concretas a problemillas de la provincia; la solución ha traído cambio de personal. (Les prometemos darles, en Enero, las posiciones de todos los hermanos de Provincia.)

P. José Sentre:

El día 3 de Diciembre sale hacia Guatemala. En el avión va Mons. Carlos M. Ariz. Motivo: la Ordenación Sacerdotal de Mario Morales, que se va a realizar al día siguiente, 4 de diciembre, en la Antigua Guatemala. Se queda para acompañar en la Primera Misa que preside Mario, allí mismo en la Antigua. Pueden ver nota de este acontecimiento en otra página. Desde aquí te deseamos, Mario, un "¡fructuoso ministerio sacerdotal entre tus Kunas!"

Ha estado, mano a mano con el P. Asenjo, ultimando el primer Número de "La Recuperación de nuestra Memoria Histórica", que un día de estos saldrá de la copiadora. Diez días intensos escarbando libros viejos del archivo y buscando fotografías…

P. Luis Gonzalo Mateo:

Salió el día 10 de Noviembre camino de Santa Fe para asistir a una reunión de los Misioneros y Misioneras del Vicariato. También asistió, a esta reunión, el P. Vigil como conferenciante; tema: "También el internet puede navegar por los ríos del Darién". El P. Vicente Sidera ya tiene una antena de 150 pies para la emisora "Voz sin fronteras"; no tiene inconveniente ninguno en prestarla para que cuelguen en ella las repetidoras telefónicas que hagan falta para poder navegar.

El 24 de Noviembre comenzaba sus vacaciones trienales; para ello tomaba el avión de Iberia que lo llevaría a Madrid. Le deseamos un buen descanso, y unas Navidades Felices con sus familiares y amigos. Cuídate de los turrones, Luis Gonzalo, dulces al paladar, pero muy pesados en la balanza.

P. José Joaquín González:

Ha estado de vacaciones por Costa Rica. No han sido como él hubiera querido, pues la señora gripe no le dejó tranquilo ni un momento, le obligó a quedarse en casa y varios días en la cama, lo llevó, incluso, al hospital de San Carlos y ni siquiera lo dejó venir para la Asamblea de los Misioneros de Darién, tenida en Santa Fe. Ahora se ha metido en Yaviza y atiende también El Real, ya que los Padres Salesianos se han retirado del Vicariato.

Nuestros enfermos:

P. Francisco Hernández:

Ha tenido que pasar por el oculista para sufrir una operación "rayos laser". Las cataratas empezaban a dificultar la visión.

P. Ting Pong Lee:

Se marea. Los remedios del doctor no hacen lo que uno quisiera y ahí está el buen "chinito …" sintiendo que la casa le da vueltas y se le echa encima. Parece que el oído, además de oír, tiene otra función muy importante: "mantener el equilibrio".

P. Miguel Medel.

Ha tenido que sufrir una operación de "cirugía estética". La nariz le ha quedado un poco respingada, pero más bonita que antes. El doctor tuvo que cortar un trozo canceroso que, gracias a Dios, todavía no había comenzado a comerse el cartílago de la nariz… Según el doctor se ha llegado a tiempo y no ha quedado nada infectado. A los tres días ha vuelto a su casa de Colón contento por el éxito.

P. Porfirio Ruiz:

Quisiéramos saber qué le pasa al P. Porfirio, pues nos han llegado rumores de que no está del todo bien. Como sólo han llegado rumores, los dejamos en puntos …

 

 

Carta a los Participantes

en la reunión del Quinquenio

 

Apreciados hermanos:

Participar en su reunión del Quinquenio es un privilegio que les agradezco. Ciertas afirmaciones del primer día, y el autoanálisis de ustedes en el segundo día sobre su espiritualidad, compartiendo logros, límites y necesidades o urgencias mayores, me han acompañado después. Y ahora les devuelvo algunas luces que ustedes me han suscitado.

Visto todo, puede ser práctico concebir así nuestra espiritualidad claretiana: reaccionar a toda realidad que nos concierne o nos afecta, con el espíritu de Jesús al estilo de Claret. Y el estilo de Claret lo expresa con intensidad la Definición del Misionero que el Fundador escribió para nosotros. Es un indicador permanente de nuestra mística, de nuestra espiritualidad misionera. Sería bueno tener a la vista esa "Definición" en cada comunidad, en un gran afiche; y, desde luego, llevarla dentro de sí cada claretiano (no sólo en el Quinquenio, sino toda la vida) como energía estructurante de las propias reacciones a cualquier realidad que nos afecte.

Nuestra Definición nos propone vivirlo todo desde esta raíz de "la pertenencia a Jesús", que uno de los grupos de ustedes señaló entre las necesidades mayores de su espiritualidad. Y es que sin "pertenencia" vital a Jesucristo, no hay pertenencia a su comunidad de discípulos; no hay pertenencia viva a la Congregación, ni a la Iglesia. Ni siquiera se vive la pertenencia a Dios, si no hay "pertenencia vital a Jesús"; porque en Jesucristo (por su Espíritu) vivimos su filiación divina y su fraternidad. Nuestra Definición nos propone vivir en intensa "orto-patía": afectados por Jesús, tal como se manifestó él en su práctica y anuncio del Reino; "Un Hijo del Inmaculado Corazón de María es un hombre que… no piensa sino en cómo seguirá e imitará a Cristo…"

Me impactó la insistencia con que algunos de ustedes aseguraban que, ciertas cosas de la Provincia, les afectan negativamente en su espiritualidad. Yo subrayé la importancia de esas influencias, recordando el principio de que "todo influye en todo"… Siempre habrá cosas que mejorar en la Provincia. Y para mejorarlas, también la espiritualidad de be afectar a todo y debe influir en todo. Si queremos quedarnos en lamentar lo que nos sucede, o lo que otros hacen o nos hacen a nosotros y que nos afecta negativamente. Porque, lo más decisivo en mi espiritualidad no es lo que me sucede, ni lo que otros me hacen (sea negativo o positivo), sino lo que yo haga con eso que me sucede y con eso que otros me hacen. ¿Con qué "espíritu" reacciono yo a eso? Esto es lo que cuenta y me ayuda a colaborar con claridad positiva en resolver (para bien de todos) cualquier obstáculo, contrariedad o conflicto, e incluso las afrentas y calumnias ("abraza los sacrificios, se complace en las calumnias, se alegra en los tormentos", nos dice la Definición del Misionero llevando al nivel evangélico nuestra espiritualidad de "discípulos afectados por Jesús").

También se me grabó, como muy positivo, la insistencia con que ustedes pedían "crear más espacios comunitarios", como necesidad sentida. O somos misioneros en comunidad, y "comunidad en misión", o no somos misioneros-claretianos. Y la experiencia dice que tendremos la comunidad y los espacios comunitarios que seamos capaces de crear los miembros de cada comunidad, corresponsablemente. Y que no hay otro antídoto contra el "individualismo misionero" y sus malas raíces y frutos, que vivir compartiendo la espiritualidad y la misión en comunidad fraterna.

Con agradecimiento, deseo a todos ustedes lo mejor de lo mejor.

Teófilo.

 

 

NUESTRO CAMINAR

HACIA LA BUSQUEDA VITAL DEL TESORO ESCONDIDO

 

Un saludo muy fraterno a todos nuestros hermanos de Provincia que se encuentran en los distintos sitios de misión construyendo el Reino de Dios desde nuestro carisma misionero claretiano. Los Novicios del 99-2000 quieren compartir con ustedes lo que han sido nuestros primeros cinco meses de esta etapa en que nos encontramos.

Nuestra primera experiencia la tuvimos con el P. Teófilo Cabestrero; nos preparó, durante tres días intensos de convivencia, para clarificar los aspectos fundantes de la etapa de noviciado. Somos conscientes que estos tres días han sido fundamentales para vivir nuestro noviciado. Se nos marcó el camino a seguir, los medios necesarios para vivir con intensidad el noviciado, los criterios que deberíamos tener presentes en nuestra vida de novicios y la propuesta de dos afirmaciones claves, en torno a las cuales giraría todo lo que viviéramos.

Primero, tomar conciencia que el "noviciado no es un año más, es único". Y segundo, que el noviciado es "la búsqueda vital del Tesoro Escondido". Es decir, que en la primera afirmación lo que se nos marcaba era que no se podía pretender venir a vivir el noviciado como cualquier etapa de la formación. Y la segunda era que "todo lo que viviéramos aquí" estaba encaminado a la búsqueda vital del Tesoro Escondido de Reino de Dios, que será y tiene que ser, el impulso primario de consagración al Jesús Evangelizador prosiguiendo su causa.

Terminados estos tres días de convivencia, continuaron los ejercicios espirituales con el P. Sentre. Fue una semana intensa de encuentro personal con Dios y de mucho cuestionamiento vocacional sobre la respuesta que hasta ese momento estábamos dando. Los temas que nos presentó estaban encaminados, desde la propuesta de Iglesia en este fin de milenio, a vivir nuestra fe trinitaria. Abordó, por aparte, los temas del Padre, el Hijo, el Espíritu Santo. Luego reflexionamos desde la imagen que nosotros teníamos, de ellos, contrapuesta con la que él nos presentaba y la que Claret vivió.

Un cuarto tema fue el de la Comunidad. En éste, dos afirmaciones fueron significativas para nosotros. Una es que el centro de la comunidad es Cristo. Es decir, que nuestra comunidad tenía que ir girando en torno a Jesús y así ir votando de nosotros los rencores, envidias, egoísmo, etc., que en vez de fomentar la vida de comunidad dañan las relaciones interpersonales. Y una segunda afirmación es que la "Persona" es primordial en la vida de comunidad. "Ella no es juguete de nadie". " No es medio.

Un quinto tema fue el encuentro personal con Dios desde la palabra. La oración, en este año de noviciado, tenía que ser lo más que se pudiera. Este era el tiempo propicio para encontrarse con Dios. Por tanto, había que orar, por lo menos, cuatro horas diarias con Dios. Y en ella no debía faltar su Palabra, confrontada con la realidad; caminar hacia nuestra des-egoistización descubriendo que en el sufrimiento de nuestra gente, Dios nos llama e invita a consagrarnos y olvidarnos un poco de nuestro ombligo.

Un sexto tema fue el recordar a la Madre. No olvidar que en este año de noviciado el Corazón de María ha de ser la fragua donde se va a moldear nuestro ser misionero de evangelizadores del Reino.

Terminados los ejercicios, el doce de agosto a las 6:00 pm. hicimos nuestra petición, según el ritual, al P. Sentre, para que nos aceptara como novicios claretianos. En un acto sencillo fuimos recibidos por los hermanos y terminamos dando gracias a Dios con la Eucaristía.

Empezamos nuestra vivencia de noviciado realizando nuestro proyecto comunitario. Estos serían los lineamientos que regirían nuestro caminar de hermanos. Luego, terminado éste, empezamos el proyecto personal de cada uno de nosotros. Concluidos los dos proyectos, en un acto sencillo, fuimos a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario a presentárselos a la Virgen para que nos ayudara en este caminar. Cada uno de nosotros le hizo un propósito a la Virgen para cumplirlo durante todo el año de noviciado.

Concluidas estas dos semanas de actividades en nuestros proyectos, empezamos nuestro primer taller. Estuvo a cargo de la Lic. Sandra Palencia. Ella desarrolló el tema de la Sexualidad. Su exposición iba encaminada a que nosotros descubriéramos que la afectividad marca toda nuestra existencia. Por tanto, habría que hacer una introspección, desde nuestra historia personal, y empezar a descubrir nuestros desórdenes afectivos, producto de nuestras carencias afectivas de padre, madre y del ambiente en que hemos vivido. Nos invitó a descubrir nuestros mecanismos de defensa que afectan nuestra vida y nuestras relaciones interpersonales. Para eso había que tener en cuenta que nosotros no nacemos con desórdenes afectivos. Es en nuestra infancia que se van formando todo este tipo de carencias afectivas que dañan nuestras personas y se convierten luego, en nuestra edad madura, en desórdenes afectivos que dañan nuestras relaciones con las o los demás.

Para ir hacia el camino de integración afectiva nos propuso como primer elemento el tomar conciencia de nuestra realidad personal. Luego, decidir en nuestra vida desde la convicción del valor. Es decir, que lo que nos salva a nosotros es el decidir en nuestra vida desde los valores, específicamente los valores del Reino. Por tanto, había que potenciar en nosotros la libertad interior para decidir desde estos valores.

Nuestro segundo taller fue sobre "la Liturgia en el noviciado" que nos lo daría el P. Teófilo Cabestrero. Menciono dos elementos de este taller que han sido muy significativos para nosotros en nuestra etapa de novicios. Uno, que la liturgia comprende "toda la vida"; es decir, que no podemos vivir desde una dicotomía de liturgía-vida, sino que toda la vida es expresión de lo que litúrgicamente vivimos y celebramos. Por tanto, nuestra relación con Dios debe ser Teocéntrica. Es decir, abrirnos como discípulos a su voluntad que se nos aparece en todo nuestro actuar y vivir con los hermanos. Y como segundo elemento, la fe y disponibilidad para abrirnos a las expresiones litúrgicas que vivimos y, así, celebrar estas acciones de Cristo, Cabeza, y de toda la Iglesia con la mayor vivencia para crecer en nuestra entrega a Dios y a los hermanos.

Nuestro tercer taller fue de la oración que nos lo dio el P. Rodolfo Morales. Este marcó toda una semana de actividades. En este se nos dieron varias pautas, lineamientos, medios, etc., que nos ayudarían a ser hombres de oración. El silencio, la realidad actual, la palabra, etc., serían elementos que fortalecerían el encuentro personal con Dios. Sin olvidar que el modelo a imitar en nuestra oración es Jesús. De él aprenderíamos a orar con el Padre, logrando, así, que no haya en nosotros una contraposición entre vida-oración. Queremos ser hombres que, contemplando a Dios en la vida y escuchándolo en la oración, fomentan su espiritualidad integrada al estilo de Jesús evangelizador.

Seguimos con el taller de la Lectio Divina. El responsable de éste fue el P. Ismael Montero. Este también marcó una semana intensa de actividades, en el cual descubriríamos a la Palabra como centro de nuestra vida misionera. Diríamos que la escucha de la palabra, desde la Lectio Divina, nos ha ido ayudando a una integración comunitaria y a un caminar hacia nuestra des-egoistización. Ha sido un elemento muy significativo que nos ha ido fortaleciendo en el caminar de vida cristiana en la comunidad. Al mismo tiempo, nos ha ayudado a escuchar a Dios y lo que quiere de nosotros. Es decir, a ir descubriendo su voluntad en nuestra vida desde la realidad. Seguimos en comunidad y personalmente practicando la Lectio Divina como un elemento fundante para nuestro caminar hacia la consagración religiosa.

Otro taller que tuvimos fue de la realidad de Guatemala. El Dr. Eduardo Meyer Maldonado en una mañana compartió con nosotros, a grosso modo, la realidad política, económica y social de Guatemala. Su exposición partió desde la historia de todos los presidentes de este país. Parte del trabajo que ellos realizaron para el desarrollo de esta nación y todas aquellas acciones de gobierno que han llevado a este pueblo a un subdesarrollo con una sociedad desintegrada. Fue una exposición muy rica que nos ayudó a descubrir las luces y las sombres de este pueblo en el cual realizamos nuestro noviciado. Al mismo tiempo, vimos las grandes injusticias que el egoísmo humano puede hacer y que nos sirvió de estímulo para seguir construyendo el Reino de Dios en todos estos signos de anti-reino.

Quisiera ahora comentarles nuestro estudio de las constituciones. Las estamos estudiando y reflexionando por capítulos. A estas alturas del noviciado llevamos 38 números de las constituciones estudiados y reflexionados. La metodología que seguimos ha sido que en cada mes, en una semana completa, nos dedicamos al estudio y reflexión de los números que corresponde dicho capítulo que nos toca. En un día, parte de la mañana la dedicamos a la exposición del número. Luego hay una iluminación vivencial de parte del Maestro y de nosotros. Lo que resta de la mañana y tarde lo dedicamos a una personalización por parte de cada uno de nosotros de todo lo expuesto. Ha sido una gran riqueza para nosotros. Ha sido un llenarnos del Espíritu Claretiano. Y, también, un cuestionarnos nuestra vida vocacional y nuestra respuesta de consagración a Dios. Sin embargo, estamos conscientes que este estilo de vida, que nos presentan las constituciones, es un proceso hacia la santidad que poco a poco tenemos que ir viviendo y asimilando. Continuamos alegres y entusiasmados estudiando y reflexionando nuestra norma de vida, dejando que ella nos siga dando elementos, medios y nos siga cuestionando para formar nuestro ser misionero.

Otros talleres que hemos recibido han sido sobre la Autobiografía y la Vida del Fundador. Ambos han sido impartidos por el P. Rubén Matute. Los dos tienen elementos comunes y nuestro cuestionamiento fue ¿cómo nos identificamos con la vida de Claret? ¿Qué nos dice a nosotros la vida de nuestro fundador? ¿Cuál era su gran ideal y si resuena en nosotros su mismo ideal? El Espíritu que impulsó a Claret a ser misionero itinerante, servidor de la palabra, también resuena en nuestra vida. Es decir, ¿nos identificamos con este Espíritu de Claret, misionero itinerante, evangelizador del Reino? Han sido dos experiencias hermosas que nos han dado más elementos para descubrir hasta dónde nuestra llamada vocacional es espíritu claretiano u otro estilo de carisma, ser o no ser oyente y servidor de la palabra.

Y para terminar, sólo mencionaré los últimos dos talleres expuestos por el P Rubén Matute. El primero sobre Antropología y teología de la vocación. Diremos que nuestra vocación se llenó de más luces al descubrir, a través de este taller, como nuestra vocación surgió de un ambiente concreto, con unas personas concretas. Todos descubrimos que Dios nos había ido seduciendo en medio de muchas situaciones de vida y allí había hecho una historia de amor con nosotros, que ahora se concretizaba en esta llamada a seguirle, consagrados a él.

El último taller sobre la afectividad en la vida religiosa. Fue un tema muy extenso y lleno de experiencias que lo enriquecieron mucho. Se disiparon en nosotros muchas dudas sobre el cómo vivir las relaciones de afecto con los hermanos de comunidad y con las personas de nuestras pastorales. Hablamos de los factores positivos y negativos que pueden favorecer o afectar dichas relaciones y del cuidado que hay que tener cuando éstas se dan. Fue una buena iluminación que complementó al taller de afectividad que anteriormente habíamos tenido, ayudándonos a ir tomando conciencia cada uno de cómo ha vivido su relación afectiva, tanto con los hermanos de comunidad como con las personas ad extra de la comunidad.

Con esto finalizo el recorrido de todo lo vivido hasta ahora en el noviciado. Todo lo que hemos visto y reflexionado nos va ayudando a ir clarificando nuestro deseo de consagración a Dios. Esto ha ido fortaleciendo nuestra vida de comunidad, nuestro encuentro personal con Dios y nuestra búsqueda del Tesoro Escondido. Hasta ahora podemos decir que el Tesoro Escondido se nos va manifestando poco a poco. Lo hemos ido descubriendo como la mayor riqueza para nosotros y como nuestro impulso vital para consagrarnos.

Me despido deseando a todos los hermanos de provincia, una feliz Navidad, y que el año 2000 los llene de mucha gracia y paz de parte de Dios, para que sus vidas, y la de aquellos con quienes la comparten, crezca en amor y santidad. Nos encomendamos a sus oraciones y sepan que nosotros los tenemos presentes en las nuestras.

Unidos en caridad fraterna y en nombre de todos los Novicios

Alvaro Enrique Flores Sandoval.

Novicio Claretiano.

 

 

Carta abierta

a la Excma. Señora Mireya Moscoso,

Presidenta de la República

Muy estimada Señora Presidenta:

Me es sumamente grato enviarle un cordial saludo en nombre de todos los misioneros y evangelizadores, con nuestras humildes oraciones por el éxito de su gestión presidencial a favor de todos los panameños.

Durante los días 121 al 14 de noviembre, próximo pasado, se celebró la reunión de formación para evangelizadores de las comunidades de la Costa Abajo, en la comunidad de Bocas de Toabré, y en la misma reunión se compartieron algunas informaciones sobre el proyecto de modernización y extensión de la cuenca del Canal.

Con anterioridad, el equipo Misionero de la Costa Abajo, Diócesis de Colón- Kuna Yala, tuvo un encuentro con el Obispo, para tratar el origen de esa ley y sus consecuencias para los campesinos de la costa atlántica.

Ambos grupos, evangelizadores y misioneros, estuvieron de acuerdo en rechazar la ley 44 del 31 de agosto de 1999 por las siguientes razones:

  1. Razones Humanitarias: No hay un solo acápite de la ley donde se tenga en cuenta el más mínimo de los derechos humanos. Son miles de personas, hombres, mujeres y niños, a quienes de la noche a la mañana, se les ha impuesto una autoridad que se ha hecho dueña de sus vidas y de su futuro, quedando así, sumergidas en la más absoluta indefensión e inseguridad.
  2. Razones de Justicia: La ley expropia y enajena la tierra que han trabajado durante generaciones miles de campesinos. No es de justicia social que, de improviso, sin que se les restituya o reconozca absolutamente nada, sin respetar los derechos posesorios y el principio de "la tierra para el que la trabaja", se quite el terruño a los humildes agricultores y se la entregue a un nuevo amo.
  3. Razones ecológicas: Aunque la ley en sí misma no lo dice, fueron argumentos para su aprobación la construcción de lagos y trasvases de aguas para el Canal. Esta transformación proyectada va a afectar profundamente los ríos, quebradas y valles, además de causar muertes irreparables en la biodiversidad de su flora y fauna. No conocemos un estudio científico que nos exima de pensar que no va a ser éste el impacto ambiental.
  4. Razones morales: Como cristianos no aceptamos que en nombre del Canal se permita ay tolere todo, incluyendo la vida, tradiciones y costumbres de muchas comunidades del Atlántico colonense, oeste de Panamá y coclesano. El Canal no es un dios o un ídolo ante cuyo altar se deben inmolar víctimas humanas y la historia cultural de los pueblos. Si bien el Canal es un símbolo nacional y una fuente importante de riqueza, no es argumento para el acaparamiento ni para fomentar el "capitalismo salvaje".
  5. Razones éticas: Mientras se proclama un discurso político y social de que las tierras del Canal deben estar al servicio de los pobres y de que hay que atender a los pequeños agricultores, se aprueba una ley, a través de la cual, se arrebata la tierra a los campesinos marginados, para dársela al Canal.
  6. Razones de método: La metodología usada para esta ley de la república nos parece, al menos, precipitada. Apenas se discutió en la Asamblea, no hubo diálogo con las personas afectadas, no salió a discusión pública en los distintos medios de comunicación y se aprobó, aprisa y corriendo, el último día de la Asamblea Legislativa anterior. Tenemos serias dudas de que en su aprobación se contara con estudios imparciales, especialmente antropológicos y sociales.
  7. Razones de acaparamiento: No compartimos que el Canal necesite más de dos mil kilómetros cuadrados de tierra para su mantenimiento futuro. ¿No existirán otras opciones que impliquen menos sacrificios de vidas humanas y menor atentado a la naturaleza, aunque dejen menos dividendos? Nuestras sospechas sobre los lagos que se están proyectando, no son tanto las aguas del Canal, cuanto los negociados hidroeléctricos y otros que se están fraguando. ¿No es el ingreso más neto de la Autoridad del Canal la producción de energía eléctrica?
  8. Razones históricas: La ley acapara en la provincia de Colón, más de dos mil kilómetros cuadrados de tierra, casi la mitad de lo que es la Costa Abajo. Sin embargo, las autoridades del Canal en su historia, no hicieron en esta región, un metro de carretera asfaltada, ni un centro de salud, y han devuelto una selva contaminada de bombas sin explotar. Ahora, se proyecta un puente sobre el Canal, pero no por la Costa Abajo, y las carreteras de acceso a los proyectos son por Panamá y Coclé. La historia pasado no invita a ser optimistas.
  9. Como Equipos Misioneros y Evangelizadores: Aunque nos oponemos a la ley, sí queremos la vida y el desarrollo integral de la Costa Abajo. Abrigamos la esperanza de un futuro nuevo para tantos miles de campesinos, sin la ley 44. A ellos, dedicamos nuestras vidas y con ellos, estamos dispuestos a cooperar, ¡Dios primero!

Muy estimada Señora Presidenta, conociendo su sensibilidad social y su adopción de grandes compromisos a favor de nuestro pueblo marginado, me es grato acudir a su Excelencia, plenamente confiado, de que adoptará las decisiones oportunas a favor de las familias si no se resuelven sus planteamientos e inquietudes que han hecho esos campesinos y campesinas evangelizadores.

Ojalá que el proyecto de modernización del Canal no conlleve la desolación a muchos de nuestros hermanos campesinos, sino que todos los panameños nos veamos enriquecidos con una profunda satisfacción y un permanente bienestar social.

Hago propicia la ocasión para reiterar a la Señora Presienta, nuestro testimonio de consideración y respeto.

Atentamente.

Carlos María Ariz, cmf.

Obispo de Colón – Kuna Yala

 

 

"Tú eres

Sacerdote eterno...", Mario Morales

4 – Diciembre – 1999

Dicen que en el cielo no hay relojes porque no hay tiempo que medir. Menos mal, porque de lo contrario los ángeles del Señor hubieran tenido que adelantar el despertador para estar a punto en la Ordenación Sacerdotal de Mario Roberto de la Trinidad Morales García.

A las 8 de la mañana estaba ya Mons. Ariz, Obispo de Colón - Kuna Yala, buscando la salida de la sacristía para iniciar la Santa Misa en la que iba a imponer las manos a Mario. Sacristía inmensa como para dar cobijo a muchos frailes de aquel entonces, con muchas puertas con llave, porque ya no existen los claustros que antes cerraban. ¿Cuál nos llevará al templo? Los sacristanes no dieron con la verdadera y nos encontramos de repente en un claustro en reconstrucción. Lo que dejó el terremoto de 1778 empieza a resurgir en ladrillos nuevos poco a poco. Al segundo intento pudimos ver la gente que se iba apiñando en las bancas y esperaban el inicio de la ceremonia.

Templo hermoso el de Nuestra Señora de las Mercedes de La Antigua, fuerte, invencible al terremoto que destruyó todo el convento de los Frailes Mercedarios. Empezó el Novicio Jorge Mario relatando la vida y milagrillos de Mario en aquellos primeros días de su vida, cuando correteaba por La Antigua y se movía –regordete- en el coro de los monaguillos y músicos infantiles.

Los Novicios Claretianos, 4, iban delante con la cruz procesional entre dos velas, siguiendo el olor fuerte del incensario. El quinto Novicio estaba en el ambón y el otro, para sumar 6, dirigía el canto de Entrada: "Claret, voz peregrina..." El coro, bien afinado, de Panorama reforzó todos los cantos.

La primera lectura la hizo una tía de Mario, la segunda la hermana, el evangelio lo proclamó José Vidal, el P. José Sentre pidió al Obispo que ordenase de Presbítero a Mario Roberto de la Trinidad. El Obispo, no contento con preguntar lo que el ritual propone, pidió a la gente si estaba o no estaba de acuerdo con lo que se decía de Mario. Todos dijeron que sí estaban de acuerdo y como señal cambiaron el "Demos gracias a Dios" por un clamoroso aplauso.

Monseñor recordó a Mario, en la Homilía, que el Adviento es tiempo de esperanza, con profetas señalados que han dado todo en su ministerio: Isaías, Juan Bautista... ¿Quieres entrar ahora, Mario, en esa carrera de profetas que van pregonando a Jesús Mesías, aun a sabiendas que puedes terminar como ellos: en el fracaso aparente y en la muerte? El Obispo le había oído decir poco antes que sí, que abrazada el apostolado, que podía afrontar las dificultades, con la ayuda del Señor, en su campo de acción: Kuna Yala; por eso pudo decirle: "Me siento orgullo de tenerte junto a mí en el ministerio y en este lugar de la Diócesis".

Alvaro Enrique invocó a los Santos del Cielo, empezando por la Santísima Trinidad, por supuesto, y siguiendo por María, los Apóstoles, San Antonio M. Claret y Mártires Claretianos de Barbastro, y un sin número de Santos anónimos..., aunque muy concretos, que veneramos el 1 de Noviembre... Aquí estaban metidos los que han sido testigo de la fe en tantos peligros centroamericanos, o han derramado su sangre en nuestra tierra; los que han sido luz para nuestros campesinos, o báculo para nuestros ancianos; todos los misioneros(as) de nuestra Iglesia y todos los fieles servidores del Señor...

Con todos estos intercesores el Señor se hizo obediente a las Palabras del obispo: "Derrama, Señor, tu Espíritu..."

Mario, Sacerdote, fue revestido con una casulla nueva, fue ungido profusamente en las manos, se le entregó el pan y el vino, regalo de los fieles, para que hiciera Eucaristía con ellos... Fue admitido al Presbiterio con el abrazo que le dimos todos los Sacerdotes que le impusimos las manos. Y empezó a cumplir su ministerio preparando los dones en el altar.

El reparto de la comunión se alargó, pues todos querían pasar por la fila que llevaba a Mario. La primera bendición sacerdotal para los padres, arrodillados frente él; era la respuesta a la bendición que ellos le habían dado al inicio de la Eucaristía. Luego sólo faltó la bendición del Obispo a todos los presentes para terminar.

No hizo falta disculparse con la Novia que iba a casarse a las diez, creo que le hicimos un favor saliendo nosotros a las diez y media... era el tiempo que ella necesitaba para llegar puntual.

En un salón contiguo, resto también intacto del terremoto, un grupo de artistas nos deleitó con bailes, cantos y vestidos típicos de las diferentes regiones de Guatemala: Cobán, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Jalapa, Palín... Fue algo muy hermoso ver, oír y disfrutar de las culturas de muchos pueblos, culturas que luchan por no morir, a pesar de que muchos quieren dejarlas como folklor. Eso fue el postre a la comida obsequiada por la familia Morales García.

Día de fiesta, día de fiesta claretiana, que se terminó el 6, cuando Mario presidió, por primera vez, la Eucaristía en el mismo templo y a las nueve de la mañana. Ahora solamente estaban tres sacerdotes claretianos acompañando a Mario y Familiares. Pero fue Misa Solemne: una orquestina de violines, mandolinas, guitarras, contrabajo y marimba daban la nota doblemente artística en este día, por lo bien que sonaba y por ser niños(as) sus componentes; en otra orquestina parecida a ésta, Mario empezó a hacer sus primeros pinitos con la guitarra..., hubo sermón de circunstancias, lágrimas de emoción, temple de corazones entregados, familiares del Misacantano llenos de gozo, promesas juveniles de seguir los pasos de Mario... oraciones para que esto último se haga realidad y no nos quedemos en el interrogante: "¿en palabras de niño, quién confía?"

En intimidad de familia comimos en la casa de los padres de Mario al son de la marimba. Comida de familia, abundante en carne asada, pero sobre todo en cariño claretiano. "¡Felicitaciones, Mario, que tu apostolado sea fecundo!"

José Sentre, cmf.

 

 

ESTA MAÑANA

DE ADVIENTO

ROBERTO MARIO MORALES

Antigüeño de la Antigua,

do antaño a los hijosdalgos

y caballeros veían

por las calles cabalgando

entre trotes y sonrisas,

La ANTIGUA de las campanas

y esquilones y mongías

de visiones de volcanes,

de procesiones, de Misas

escudos de armas y emblemas

y claustros con largas filas...

La ANTIGUA de la alta noche

bajo estrellas infinitas

y Pedro de Berhancourt

sonando su campanilla

y llamando a conversión

con voz fuerte y encendida...

En esta noble y leal

ciudad de mil maravillas

alboreaste a su sombra

Mario Morales un día,

y en tu infancia y juventud

junto a la Merced crecías,

en gracia, salud y estudio

como el hijo de María...

Y a la par del pensativo

-que sus pensamientos hila-

tú enhebras en tu mente

ilusiones mil floridas,

y en lontananza al altar

con paso firme subías...

Iniciaste tu andadura

tenaz, valiente, aguerrida,

caminos largos, repechos

cuesta abajo y cuesta arriba

tras las huellas de Claret

antorcha de llama viva...

Te gustaba la misión

con bohíos y con islas

con palmas en oración

y la azulidad marina

el "Pab-se kole" en los labios

y el "Nuedi" cual sonrisa

hecha palabra "qué tal"

en cada saludo y cita...

Mario Morales, de ensayo

en Kuna Yala tu vida

injertaste... y has abierto

surcos para la semilla.

Qué bello gesto de amor...

Tus ansias buscan salida...

Y antes de la unción te fuiste

hacia las islas un día,

a preparar barca y redes

para la pesca divina...

Hoy has vuelto hasta nosotros

como si tuvieras prisa,

pues la pesca ya está a punto....

y despuntan las semillas...

Esta mañana de Adviento

ungido fuiste del Crisma

y consagrado Profeta

y hecho Pastor de por vida

y Sacerdote "in Aeternum"

MARIO MORALES GARCIA...

Hijo de la muy leal

y noble ciudad La Antigua,

la del río Pensativo

templos y Capitanía,

y sus piedras inmortales

y su historia siempre viva...

Esta mañana de Adviento

UNGIDO FUISTE DE CRISMA...

Sta. María de Jesús, 4 diciembre 1999

Jesús Aramendía, cmf.

 

 

De vuelta a la Página Principal