Make your own free website on Tripod.com
 
Noticias  
de Centroamérica
"Hallarán un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre..." 
"no encontraron sitio en la posada" (Lc. 2,6.7.11) 
 
 
 
"Dios se hizo un damnificado en Centroamérica": infinidad de niños envueltos en pañales y recostados en refugios gracias a la ternura solidaria de los pueblos del mundo. Sus casitas improvisadas a la orilla de los ríos y en los barrios marginales de las ciudades las arrasó ese gran Nerón llamado Mitch.  

  
¿Cómo celebrar este año la Navidad en Centroamérica? ¿Cómo entonar un villancico en esta tierra arrasada? ¿Cómo repetir este año: ¡Feliz Navidad!? ¿De qué felicidad se trata? ¿A qué Navidad estamos aludiendo? Parafraseando a los desterrados de Babilonia nos atrevemos a decir: "que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, Navidad".  

  
Eso pretendemos: unirnos a la Navidad real de Centroamérica, a todas las comunidades claretianas y a los pueblos supervivientes que acompañan para que continúe su misión consoladora y organizadora de la vida que no se detiene.  

  
Les deseamos una Navidad capaz de reconstruir las conciencias doloridas y de reforzar la fe y la esperanza en el Dios de la vida, que realizó con nosotros una alianza indestructible en la carne trémula del Niño del pesebre.  

  
Les deseamos una Navidad que ayude a sembrar los nuevos gérmenes de una vida libre y justa en una tierra habitable. Una Navidad que vaya cambiando la gramática de la vida gracias al nuevo trato que le vamos a dar a la madre tierra: un trato más tierno, más filial. Una Navidad que cure heridas e invente una nueva armonía, un nuevo equilibrio en nuestra relación con la naturaleza.  

  
Les deseamos una Navidad que nos haga soñar en la utopía de los mínimos vitales para todos; casa, alimento, salud, educación, identidad cultural.  

  
Les deseamos una Navidad que haga nacer una nueva solidaridad con los pobres, que vaya reconstruyendo el tejido social y la autoestima colectiva. ¡Todos ingenieros de esa gran construcción!  

  
Les deseamos una Navidad Ecuménica: todas las Iglesias hermanadas en esa gran causa: la defensa de la vida amenazada.  

  
Como Misioneros claretianos hemos sido testigos de excepción de la desgracia de nuestros pueblos y de su terquedad y fortaleza para seguir caminando con una fe y una esperanza indestructibles... Nombres como: Darién, Izabal, Peronia, Armenia, Islas de la Bahía, La Ceiba, Tela, San Pedro Sula formarán parte de nuestra Navidad claretiana.  

  
Especialmente a ellos, pero también a todos los hermanos de Provincia y de Congregación y a los pueblos que acompañan pastoralmente, ¡FELIZ NAVIDAD!  

Consejo Provincial
Diciembre 1998
 
 
TESTIGOS DE TRES AMORES
Ordenación Sacerdotal de Omar Coto, cmf.
 

La mañana del viernes 20 de noviembre del presente año se hacía realidad el viaje que días antes habían planeado los novicios y sacerdotes de Centro Claret. Los relojes marcaban aproximadamente las 6;45 cuando emprendimos camino con dirección a El Estor, municipio de Izabal. Allí seríamos Testigos de la consagración al ministerio sacerdotal de nuestro hermano diácono Omar Coto Fernández.  

  

El combo de tripulantes de la Nissan estaba conformado por los choferes P. Antón y P. Rafa, el diácono José Rodríguez (Chepe) y los novicios Luisito, Miguel, Edward, Víctor, Frank, Geovanny y César. A lo largo del camino fuimos observando las travesuras que Mitch dejó a su paso por el oriente de Guatemala. Debido a este fenómeno natural nos vimos obligados a tomar la antigua ruta para llegar a El Estor, ya que los ríos que se encuentran en la ruta por Río Dulce aún estaban crecidos y nuestro vehículo no era apto para cruzarlos; esto imposibilitó la asistencia de otras personas deseosas de participar en la ordenación de Omar; tuvimos la oportunidad de cruzar el lago de Izabal en la lancha de la parroquia que a las 11;50 a.m. nos esperaba en Mariscos. Este viaje fue muy grato y nuevo para varios de nosotros especialmente para el P. Antón y para los novicios de las provincias de las Antillas y México.  

  
Después de una hora de viajar en lancha llegamos a nuestro destino, El Estor; a los padres los ubicaron en la casa parroquial, al diácono Chepe en una casa de las tantas que se habían preparado para recibir visitantes y a los novicios en el internado Kekchí del lugar. Después de ubicarnos y descansar un poco del viaje participamos en la eucaristía vespertina de la parroquia presidida por el P. Cris, misionero claretiano de la provincia de Inglaterra y por el P. Manuel Sánchez.  

  
Una hora más tarde nos reunimos en el templo parroquial los novicios, los diáconos Omar Coto, Javier Hernández, Raúl Ambrosio, José Rodríguez y los PP. Manuel Sánchez, Antón y Rafa para ultimar detalles de la celebración que se llevaría a cabo el día siguiente. Este momento fue un momento agradable, una verdadera gozada, con el P. Manuel Sánchez al frente de la organización esto no podía ser diferente. Entre chistes y risas fue desarrollándose la preparación, donde Raúl fungió como monitor, Javier como el diácono que acompañaría al Obispo en la Ordenación y los novicios como monaguillos a cargo de las velas, cruz, incensario y libro.  

  
Al concluir los últimos preparativos de la eucaristía nos conducimos a la ermita situada enfrente del campo de fut-ball de esa localidad; allí presenciamos la oración propia de los mayas Kekchís denominada Mayejac (escrita como se pronuncia) que se realiza para los tiempos de siembra, cosecha y ocasiones especiales, en este caso pidiendo bendiciones a Kawa Dios por Omar que estaba próximo a recibir el Orden Sacerdotal. Este rito maya inició a las 8;00 p.m. y concluyó aproximadamente a la 1;00 a.m. Todo él se desarrolló en el idioma propio de los mayas Kekchís, cantos, palabras dirigidas a Dios, a Omar y a las personas que participaron. También el Diácono Omar habló a la comunidad en este idioma.  

  
Esta ceremonia fue realmente una oración muy rica en sentido y profundamente religiosa donde se retomaban y resaltaban muy claramente las imágenes de Dios como el Dios del Cielo y de la Tierra, el Dios de los cuatro puntos cardinales, el Dios del equilibrio y de la fraternidad, el Dios de todo lo que se ve y de lo que no se ve. Y por supuesto, no podía faltar un rico caldo de gallina para compartir al final de la ceremonia, propio de estas comunidades.  

  
La mañana del sábado 21 ya se hacían sentir, en ese lugar, las bendiciones de Dios con una lluvia que concluyó poco antes de iniciar la Eucaristía donde sería ordenado presbítero nuestro hermano Omar Coto. Esta celebración inició a las 10;30 a.m. en un ambiente solemne de fiesta; pisos cubiertos de pino, el pasillo central amurallados de hojas de palma, pancartas alusivas a este acontecimiento en la nave principal del templo, bancas llenas de personas propias de El Estor y de muchos lugares cercanos, dos coros para amenizar la santa misa, uno conformado por jóvenes y otro por un grupo de personas Kekchís, acompañados de marimbas; sacerdotes, de la diócesis y de otros lugares, monaguillos, acólitos y por supuesto el Obispo de Izabal, Luis María Estrada, dispuesto a presidir tan magno acontecimiento.  

  
Este momento marcaba el fin de una etapa en la vida de Omar, formación inicial, el comienzo de una nueva, formación permanente y la continuación de otra: la escucha, acogida y testimonio de la Palabra de Dios al estilo de Claret.  

  
En las palabras que dirigió el neo-presbítero a la comunidad se dejaba sentir una actitud de gozo desbordante ante la experiencia de un Dios-Misericordia que lo impulsaba a Servir y a Amar en y desde los preferidos del Padre: los más pobres, marginados, excluidos; además de una actitud de disponibilidad ante el Misterio que en ese momento lo envolvía.  

  

También, cabe destacar, que fue muy significativo el mismo hecho de ordenarse en un país ajeno al que lo vio nacer y en una comunidad con las características propias de El Estor: dos razas diferentes de personas, un alto índice de pobreza, magnitud de la parroquia, área 100% misionera, etc..  

  
Este fin de semana fuimos "Testigos de Tres Amores":  

Primero; el Amor inmensurable del Dios-Misericordia hacia nuestro hermano Omar, manifestado en su elección y luego en el regalo que le concedió este sábado 21.  

Segundo: el Amor que el pueblo le ha manifestado a Omar al aceptarlo como uno más entre ellos y con un mensaje especial de Dios para todos.  

Tercero: el Amor que Omar profesó a Dios y a su pueblo al aceptar públicamente el ministerio sacerdotal, responsabilidad y servicio más que privilegios y honores.  

  
Nuevamente, ANIMO hermano Omar. Cuenta con nuestras oraciones y recuerda que confiamos en que buscarás en todo la gloria de Dios y la salvación de los hombres de todo el mundo según nuestro carisma misionero en la iglesia, en todo lugar que te encuentres.  

Fraternalmente,
Novicios Claretianos
 
 
RESEÑA DE UNOS EJERCICIOS ESPIRITUALES
 

"Hacer los Ejercicios Espirituales es un don tan grande como el don del sacramento bautismal"  

Esta frase, si queremos, la podemos ver exagerada. Pero hemos experimentado que el participar en los Ejercicios Espirituales siempre es un don importante de la gracia de Dios, máxime en estos momentos en que nos preparamos a la ordenación presbiteral.  

Por diferentes medios fuimos llegando a la emblemática ciudad de Esquipulas, signo de paz y unidad centroamericana; hogar del Santo Cristo Negro. Llegamos a la abadía benedictina el día 13 de noviembre: José desde la sufrida Honduras; Javier y Rafa desde Guatemala; Eduardo desde Panamá; desde Livinsgton y El Estor, Raúl y Omar.  

Primero nos pusimos de acuerdo sobre el horario y la forma de las meditaciones. Seguimos el itinerario que nos propone San Ignacio desde una perspectiva claretiana. Fue significativo contar con la última carta circular del P. General, "Herencia y Profecía". Confrontamos el Principio y Fundamento de nuestra vida con el Proyecto de Dios, con sus gustos y preferencias… El pecado que nos aparta de Dios y destruye su plan para el mundo, y cómo el perdón que el Señor nos otorga se convierte en tarea, como sucedió con Pedro, de "cuidar a los más débiles". La vida de Jesús, su mensaje, su estilo y opciones… El apasionamiento por el Reino de Dios…El camino por el que nos invita a seguirlo y la respuesta que estamos llamados a dar bebiendo en la Fuente de la Esperanza, con la certeza de la Presencia del Espíritu del Señor Resucitado  

Este tiempo nos permitió también reencontrarnos entre nosotros, compartir varias experiencias de nuestra vida misionera: alegrías y tristezas, dificultades y logros, experiencias de muerte y de vida, la experiencia vivida ante el huracán Mitch, el dolor de nuestro pueblo, la falta de respuesta del gobierno, la solidaridad entre los más humildes, así como otros problemas con los que nos encontramos a diario: tenencia de la tierra, falta de salud y educación…., y cómo procuramos dar una respuesta integral ante tantos y tan variados desafíos.  

Otros detalles vividos en los Ejercicios y que también nos hicieron gozar fue un ataque de amebas, controlado al consumir ajos crudos, y detalles únicos vividos como "conductores".  

Cada uno de nosotros sintetizó la experiencia de estos días en el DECÁLOGO DEL MISIONERO SACERDOTE CLARETIANO. Confiamos en la oración de todos los hermanos para que sepamos corresponder a este don que se nos hace gratuitamente para servir a nuestros pueblos. 

 
 
Enrique Arturo de Obarrio
Teléfonos 269-3847 / 16; Fax 264-3160
E-Mail: obarrio@pan.gbm.net
 
 
 
6 de Noviembre de 1998
 

R.P. Lamberto Picado 
Párroco 
Iglesia Santuario Nacional del 
Corazón de María 
Ciudad. 
  
Muy estimado Padre Lamberto: 

 Desde hace días me siento en deuda con Usted por no enviarle esta nota, que finalmente me siento a redactar, en agradecimiento por las deferencias y el diploma con que honraron a la familia de Obarrio con motivo de la celebración del Primer Cincuentenario del Santuario Nacional. 

 Son gestos que acepté, en nombre de toda la familia, y que bien representa para nosotros una oportunidad especial para agradecer a esa gran familia claretiana que tanto bien ha hecho por Panamá. 

 Le damos gracias a Dios por habernos permitido contar con Ustedes tantos años ya, y por todas las gracias y beneficios recibidos, no solamente a través de nuestra parroquia, sino a través y como resultado de toda la labor misionera que han venido desarrollando los claretianos en Panamá. Gracias a Dios y a Nuestra Señora, a San Antonio María Claret, los Santos Mártires de Barbastro, y la comunidad claretiana entera. 

 Nuestro queridísimo bisabuelo, don Nicanor Arturo de Obarrio, siempre quiso destinar parte de las tierras de la familia para el establecimiento permanente de una Iglesia, y escogió a los claretianos. Luego de haber donado los terrenos para ese importantísimo propósito, su sueño se hizo realidad gracias a él, sus hijas y a muchas otras personas más pero, sobre todo, gracias a la comunidad claretiana, siempre al servicio de Dios. 

 Termino entonces reiterando mi agradecimiento, en nombre de toda la familia de Obarrio, más que por el gesto de parte de la comunidad claretiana, por la oportunidad que se nos ofrece de decirles "gracias" ...gracias por su importante y fructífera presencia en Panamá, exhortándole a Usted y a todos a seguir trabajando en beneficio de tantas almas, y asegurándoles que podrán seguir contando con nuestra humilde ayuda siempre. 
 

Quedo de Usted, Seguro Servidor,
Enrique Arturo de Obarrio 

  
 

EadeO/ees 
 
Ejercicios Espirituales para la Provincia 

La primera tanda empezará el lunes 8 de febrero de 1999. 

La segunda tanda comenzará el lunes siguiente, 15 de febrero. 

Como director de los Ejercicios estará con nosotros el P. Severiano Blanco, cmf. 

Terminadas las dos tandas el P. Severiano pasará al Noviciado para quedarse con nuestros novicios los días 22,23 y 24 de febrero. Desde ahora bienvenido, P. Blanco. 

 

Que los Superiores ordenen de tal modo los ministerios para que puedan asistir todos los miembros de la Comunidad a una de las dos tandas.  
 

Regreso a la Página Principal
 
 Gracias a Ace of Space por el uso de sus imagenes.